Pontón apoya a la automoción para que no sufra la crisis de las electrointensivas

El BNG propone adelantar la edad de jubilación en el sector a los 61 años para rejuvenecer las plantillas


Redacción / La Voz

Ana Pontón se desplazó a Vigo para mantener un encuentro con representantes del sector de la automoción a los que quiso prestar su apoyo para que no sufran una crisis como la de las empresas electrointensivas. La líder del BNG se propuso nuevos deberes en defensa de la industria gallega, como una tarifa eléctrica propia para Galicia que permita «gañar en competitividade» y un plan industrial con inversiones tanto de la Xunta como del Gobierno central «que facilite a adaptación aos novos retos tecnolóxicos». Y todo ello sin olvidar cuestiones de formación o laborales, ya que el BNG es partidario de formar en nuevas tecnologías para adaptarse a la transición energética y de adelantar la jubilación a los 61 años para rejuvenecer los cuadros de personal de la industria gallega.

Pontón acudió a Vigo acompañada de la número uno del BNG por Pontevedra, Carme da Silva, quien subrayó que «é fundamental que este sector sega a ser o motor económico que sempre foi para Vigo».

En la recta final de la campaña para el 10N, la portavoz nacional del BNG pidió sumar en la candidatura nacionalista «todo o voto do país», frente a unas fuerzas estatales «que foron inútiles á hora de defender os nosos intereses e inútiles á hora de defender os dereitos sociais e laborais».

El BNG cerró la jornada con un lleno total en el teatro Rosalía de A Coruña, donde el candidato Néstor Rego se puso como prioridad exigir que se condone la deuda del Puerto de A Coruña, mejorar las conexiones por tren y llevar a cabo el saneamiento de la Ría do Burgo.

Los nacionalistas despedirán mañana la campaña en Santiago y Vigo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontón apoya a la automoción para que no sufra la crisis de las electrointensivas