En Marea admite ahora que la sobreexposición con sus guerras internas fue «nefasta» para la organización

Antón Sánchez pide «vontade de diálogo» en el seno del grupo y evita pronunciarse sobre la batalla para proponer un senador autonómico


La guerra entre cúpulas y las constantes batallas por copar los cargos, por controlar los censos o por decidir cómo se depuran las cuestiones éticas son cuestiones que marcaron desde el principio la vida interna de En Marea y a las que ahora intentan apagarle el altavoz. Antón Sánchez, portavoz nacional de Anova, que fue parte activa en las cuitas internas de la organización al conformar el sector crítico con Luís Villares, propuso este miércoles mudar de estrategia, convencido de que la «sobreexposición mediática» con sus cuestiones internas resultó «nefasta» para la organización.

«O que deberiamos primar é a reflexión, a vontade de diálogo e o acordo», dijo Antón Sánchez, en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida en el Parlamento, donde remarcó que los «debates estériles» sobre las cuestiones internas a lo único que contribuyó es a darle «armas ao inimigo» , así que avanzó que él mismo, que también es viceportavoz parlamentario de En Marea, no va a continuar con esta senda.

Sánchez se aplicó la nueva instrucción y evitó pronunciarse en público sobre la continuidad del grupo parlamentario de En Marea y de Luís Villares como portavoz, o sobre las diferencias que persisten el seno de la formación para proponer al senador por designación autonómica que les corresponde, asunto que fue aplazado. Sobre este último punto, el líder de Anova echó la pelota al campo del PP: «O PP pediu un aprazamento e será quen o ten que explicar», esgrimió. 

El PPdeG aplaza la designación de senadores y tensiona a En Marea

Juan Capeáns

El grupo parlamentario popular dilata la decisión por si rompe el de Villares, muy crítico con Iglesias

El grupo parlamentario del PPdeG ha aplazado la decisión de la designación de los senadores autonómicos, que se iba a tratar esta mañana en la Xunta de Portavoces en O Hórreo para trasladarla al pleno de la próxima semana. La justificación de los populares es que «parece sensato e responsable» dilatarla ante las «dificultades» internas que tiene En Marea, la fuerza que previsiblemente tendría capacidad para colocar en Madrid a un senador (los otros dos serían para el PP) por ser la más votada de la oposición. Sin embargo, esta condición cambiaría si finalmente se produce la ruptura de En Marea, que podría venir propiciada precisamente por la contestación interna que ha tenido la persona propuesta por Villares, Mariló Candedo. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En Marea admite ahora que la sobreexposición con sus guerras internas fue «nefasta» para la organización