El 26M castiga a los líderes de Podemos que criticaron a Amancio Ortega

Gómez-Reino cree que Amancio Ortega «probablemente» estaría de acuerdo con lo que dijeron Isa Serra y Pablo Iglesias


Redacción

Álex Rodenkirchen, candidato de Podemos en Denia, se fue del partido convencido de que las críticas que los dirigentes de la formación morada hicieron a las donaciones de Amancio Ortega les habían pasado factura en las urnas. El desplome electoral de Podemos, que perdió 860.000 votos y 68 escaños el 26M, se produjo por un cúmulo de circunstancias, pero entre ellas pudo tener un peso específico su particular empeño en criminalizar al empresario gallego por haber hecho donaciones millonarias a la sanidad española, una estrategia electoral cuestionada y que es posible que les haya restado apoyos. Sea o no por esa causa, lo cierto es que, en aquellas localidades en las que se presentaban a los comicios los candidatos de Podemos que se posicionaron claramente en contra de Ortega, las urnas los castigaron.

La que recuperó esa polémica en campaña -no era la primera vez que Podemos hacía esas críticas- fue Isa Serra, candidata a la Asamblea de Madrid, quien dijo que «la sanidad pública no puede aceptar donaciones de Amancio Ortega», unas declaraciones que al día siguiente ratificó Pablo Iglesias: «No se puede consentir que la sanidad de nuestros hijos o de nuestros padres dependa de la limosna de un millonario», dijo. El domingo, Unidas Podemos (UP) se desplomó en la Comunidad de Madrid, de 27 escaños a 7. En el Parlamento de Baleares, Alberto Jarabo, candidato en Palma, calificó las donaciones de Ortega como «limosna de millonario», y en su comunidad Podemos pasó de 10 a 6 escaños. Polémicas fueron también las críticas de Laura Pérez, portavoz en Navarra: «Queremos menos filantropía barata y más justicia social». El castigo en esa comunidad fue también importante: de 7 a 2 escaños. En Galicia, Jorge Suárez secundó las críticas, y Ferrol en Común se desplomó en las urnas, de 6 a 3 escaños.

La primera vez que Podemos criticó al fundador de Inditex fue en el 2017. Entonces, Teresa Rodríguez se sumó a esos reproches. La líder de Adelante Andalucía esta vez evitó la polémica. Su formación, en las autonómicas, perdió 17 escaños. El 26M, en cambio, fue primera fuerza en 56 municipios.

Lejos de rectificar, la portavoz de UP, Noelia Vera, reiteró esta semana que Ortega realizaba donaciones «para eludir ciertas responsabilidades», aseguró sin aportar pruebas.

El parecer de Gómez-Reino

Por otra parte, el secretario xeral de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, dijo en una entrevista en Radio Galega que «probablemente» Amancio Ortega estaría de acuerdo con las declaraciones que hicieron tanto Isa Serra como Pablo Iglesias con respecto a sus donaciones y al pago de impuestos. Se mostró convencido de que «o propio Amancio Ortega é a primeira persoa interesada en que haxa mecanismos estrictamente legais para que poida contribuír en todo o que é necesario dado o volume dos movementos económicos das súas sociedades».

Isa Serra (Madrid)

La candidata a la Asamblea de Madrid abrió la polémica: pasó de 27 a 7 escaños

Alberto Jarabo (Baleares)

Cuestionó en el 2017 la donación de Ortega: bajó de 10 a 6 puestos en el Parlamento

Noelia Vera (Andalucía)

La portavoz de Unidas Podemos insistió en las críticas pese al varapalo electoral

Álex Rodenkirchen (Valencia)

Criticó la campaña de Podemos contra Ortega y se dio de baja del partido

Teresa Rodríguez (Andalucía)

La líder anticapitalista eludió la polémica en campaña. El 26M le fue favorable

Laura Pérez (Navarra)

Tildó de «filantropía barata» las donaciones del empresario gallego a su comunidad

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El 26M castiga a los líderes de Podemos que criticaron a Amancio Ortega