Seis mapas de Galicia para entender el 26M

El PP pierde votos en 175 municipios y el PSOE se recupera en 173. El BNG mejora en las ciudades salvo Pontevedra, Ciudadanos no pasa del 5 % en la mitad de los concellos en los que se presentó. Vox cosecha resultados irrelevantes

Las elecciones municipales dejaron al PP sin las alcaldías de las siete grandes ciudades y al PSOE con posibilidad de gobernar en todas salvo Pontevedra, donde continuará el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores. Pese al aparente declive popular, las candidaturas del partido solo se dejaron algo más de 25.000 votos desde el 2015 y se mantienen por encima del medio millón de apoyos.

Mientras el Partido Popular mantuvo el tipo tras el descalabro de las generales, el PSOE aprovechó el impulso del 28A y el desgaste de las Mareas para aumentar sus apoyos en más de 110.00 papeletas. El PP les superó en 136 concellos y les empató en tres, pero los socialistas lograron remontar sus resultados del 2015 en 171 municipios.

El crecimiento les vale para contar con mayoría absoluta en 66 ayuntamientos, 18 más que hace cuatro años. El número de concejales también aumenta, pasa de 1.038 a 1.181

El alza del BNG en muchos concellos no se contagió en todo el territorio. Los nacionalistas apenas superaron en 15.000 votos la cosecha electoral del 2015 e, incluso, llegaron a perder trece concejales en los ayuntamientos gallegos. La portavoz nacional valoró los resultados por haberles devuelto su presencia en todas las ciudades.

El retroceso del 3 % en Pontevedra empaña su ascenso en el resto de grandes urbes -iguala en Ferrol-. «Os resultados son a confirmación do inicio dun cambio de ciclo político», vaticinó Ana Pontón. El Bloque perdió apoyos en 118 concellos respecto a los anteriores comicios y los aumentó en prácticamente el mismo número, 115. Además, suma una nueva mayoría absoluta, al alcanzarla ahora en catorce municipios.

Ciudadanos suma 33 concejales

La formación naranja sigue sin asentarse como una alternativa sólida en Galicia. En estas elecciones municipales, Ciudadanos duplicó su número de concejales, aunque solo suma 33 en toda la comunidad. Únicamente podrá influir en la Diputación de Ourense, donde José Manuel Baltar perdió su histórica mayoría absoluta y necesitará el apoyo de los de Albert Rivera para mantenerse en el cargo.

Ciudadanos presentó candidaturas en algo más de setena municipios, pero en menos de la mitad logró pasar del 5 % de votos. Cosechó su mejor resultado en Xunqueira de Espadanedo, donde los 193 votos recogidos en las urnas del concello ourensano se tradujeron en un 34,6 % de las papeletas y dos concejales. El PP ganó allí con prácticamente el doble de apoyos. El siguiente mejor resultado lo obtuvo en Pazos de Borbén, en Pontevedra, con el 17,5 % de los votos.

Irrelevancia de Vox

El partido de Santiago Abascal presagió en enero que iba a dar «un palo grande en Galicia en las municipales». Meses después, Vox solo pudo conformar candidaturas en 13 municipios y distó de llegar a ser testimonial.

En Baiona, con la exconcejal popular María Iglesias, alcanzó el 4 % de los votos. En el resto de concellos se quedó por debajo del 2,4 %.

Votación
13 votos
Comentarios

Seis mapas de Galicia para entender el 26M