Carlos Cigarrán: «Con las encuestas, no se trata de ser adivinos, lo importante es ser útiles»

El director de Sondaxe se muestra satisfecho por cómo el «tracking» electoral publicado por La Voz reflejó con exactitud lo que sucedía y apuntó los resultados finales del 26M

Carlos Cigarrán, director de la empresa demoscópica Sondaxe
Carlos Cigarrán, director de la empresa demoscópica Sondaxe

Redacción / La Voz

Carlos Cigarrán, director de Sondaxe, se muestra satisfecho con la labor demoscópica realizada de cara al 26M. «Los resultados se ajustan a lo que veníamos apuntando en el tracking para las siete ciudades que publicamos en La Voz. Ya nos pasó en las generales, en las que clavamos los números en las cuatro provincias y en la encuesta nacional fuimos una de las consultoras que más se acercó al resultado final. Los ránkings nos situaron como la cuarta consultora más solvente de las 30 encuestadoras que hicieron sondeos a nivel nacional». En estas municipales, en Lugo y Vigo dieron los escaños exactos de todas las formaciones.

-¿Algo le sorprendió el 26M?

-Nada. Apuntábamos perfectamente el tema Ferrol, donde la suma PP-Cs estaba a veces en los 13 ediles y otras en 12. En Lugo en la última fase del tracking apuntábamos algo similar, el 12-13 bailando, se veía opción de que PP-Cs llegaran a los 13.

-Unos números casi exactos.

-Si digo que en Vigo clavamos los resultados, también quiero decir que las encuestas no son para clavar. Hemos tenido suerte, cayó la moneda y clavamos los cuatro partidos. Pero la encuesta lo que debe darte es las posiciones y la tendencia. Cuando hay un empate técnico es difícil saber para quién va a caer. En A Coruña estuvieron toda la noche PP y PSOE pasándose unos a otros por pocos votos.

-Pero fuera de Galicia...

-También fuera las encuestas apuntaban estas cosas. En la ciudad de Barcelona, ya anotaban un empate Colau-ERC, con el PSC tercero. En Madrid sí hubo más problema, aunque ya daban por hecho que ganaría Carmena en el municipio y el PSOE en la comunidad, pero la suma de mayorías es algo más complicado.

-¿Acertar era imposible?

-No se trata de ser adivinos, lo importante es ser útiles. Y el tracking que publicó La Voz, ahora y en las generales, les ha servido a los clientes con que hemos trabajado -casi todas las fuerzas políticas- para ir ajustando. Y todos nos han comentado que tomaron decisiones en base a nuestro trabajo. El PP, por ejemplo, vio Lugo y Ferrol como zonas en que debía pelear, en que tenía opciones.

-O sea que las redes sociales no restan valor a las encuestas.

-Cuando una encuesta es científica, con una metodología rigurosa y un muestreo bien hecho, y cuidas las cosas, no suele fallar. En Sondaxe tenemos aquí la ventaja de que conocemos el terreno. Poseemos una red de campo amplia en toda Galicia, con encuestadores, y además nuestra metodología ha sido mixta: teléfono y campo personal, lo que ayuda a veces a completar esas entrevistas.

-El 26M pesó el factor Sánchez.

-En Galicia hubo factores decisivos como el arrastre vencedor de Pedro Sánchez y la división en las mareas. En el tracking lo vimos en A Coruña, Lugo y Ourense, ciudades que empezaron con el PSOE más alto de lo que finalmente concluyó: la euforia inicial fue estabilizándose en la segunda semana, a la vez que el PP recuperaba parte del voto. Hubo normalización, aunque no desapareció el efecto Sánchez, sin el que no se explican los tan buenos resultados del PSOE. Las mareas, lógicamente, se han descompuesto por efecto de su propia gestión en las ciudades, pero la marca les ha hecho mucho daño. Hubo un arreón final por parte de la derecha, y creo que el PP acabó aglutinando ese voto. Cs apuntaba mucho más al principio, pero se desinfló.

-¿El «tracking» cambia el voto?

-Conocer cómo están las expectativas de voto te hace votar de una forma más útil: eres consciente de cómo están las posiciones y ajustas la tuya.

-¿El sondeo electoral es el principal servicio de Sondaxe?

-El sondeo electoral es muy puntual, en la época de urnas, lo que más se visibiliza, pero no es nuestro núcleo de negocio. Sondaxe lo que hace son estudios de mercado, encuestas de opinión, estudios tanto cuantitativos como cualitativos, no solo enfocados al campo de la política sino al tema comercial, del consumidor, de opinión de la población... Colaboramos con empresas privadas y con Administraciones, en salud, calidad de vida o servicios públicos. Participamos en concursos públicos que hay que ganar. Nuestro campo de actuación principal es Galicia, donde estamos muy implantados, somos fuertes, pero estamos asumiendo cosas en Asturias, Castilla y León, Madrid, donde hemos hecho cosas a nivel nacional. Por ejemplo, hace dos meses hicimos la encuesta a las comunidades y los ayuntamientos para ver el gasto qué ejecutaban en protección de empleo, etcétera. Datos, recopilación de información, sobre lo que han gastado, en qué han invertido el dinero que tenían para la protección del empleo. Hacemos de intermediarios de información entre administraciones. En Castilla y León también estamos elaborando el indicador de confianza del consumidor, una encuesta de opinión en que preguntas a la población un poco las expectativas que tiene, sobre si irá mejor la economía el próximo mes, etcétera.

-¿El apartado comercial tiene relevancia?

-Sí, trabajamos mucho el tema de la satisfacción de clientes, por ejemplo, para supermercados, con la investigación cualitativa con grupos de consumidores para ver un poco cómo va la imagen de marca de determinados productos, lo que opinan, en la investigación de mercados en cuanto a lo que busca, lo que demanda, la oferta que hay en determinado segmento. Hay mucha gente además que quiere abrir un negocio y antes de invertir te encarga un pequeño estudio de mercado: solemos hacer un análisis sobre si tendrá demanda o no ese servicio o ese producto que van a poner en marcha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Carlos Cigarrán: «Con las encuestas, no se trata de ser adivinos, lo importante es ser útiles»