Así quedan las áreas metropolitanas de A Coruña y Vigo y los concellos medianos tras el 26M

Alcaldes que revalidan mayorías absolutas, cambios de gobierno, pactos necesarios y sorpresas en varios ayuntamientos

El alcalde de Carballo, Evencio Ferrero
El alcalde de Carballo, Evencio Ferrero
M. OTERO

De las mayorías absoltuas esperadas en Arteixo y Oleiros a los cambios del azul al rojo en el entorno de Vigo. Las elecciones municipales cambian el mapa en buena parte de las áreas metropolitanas de las dos grandes ciudades y en los concellos medianos. El terremoto electoral también llega a pequeños municipios, como Agolada, donde irrumpe el Partido Anticorrupción y Justicia con mayoría absoluta. 

Los alcaldes de Arteixo y Oleiros mantienen la mayoría que también alcanza el de Culleredo

Mientras en A Coruña convulsiona María Pita, en los municipios más poblados del entorno los vecinos han apuntalado a los actuales alcaldes. En Oleiros, Ángel García Seoane, de la formación independiente Alternativa dos Veciños, alcanzará casi los cuatro decenios después de revalidar su mayoría absoluta pese a perder un edil (pasa de 14 a 13).

También pierde un concejal el alcalde popular de Arteixo, que no le impide seguir gobernando con mayoría absoluta otros cuatro años más (lleva dos mandatos), en un mandato en el que deberá aprobar el plan general. Calvelo incluso superó los 7.000 votos, un récord para el partido en este municipio.

Y desde este domingo, el área tiene otra mayoría absoluta, la del alcalde de Culleredo, el socialista José Ramón Rioboo, que gobernaba con apoyos de una Marea que se esfuma del consistorio. En el vecino municipio de Cambre, el alcalde independiente, Óscar Patiño, se consolida como alcalde y su gestión dependerá solo del apoyo de los socialistas, que también celebraron otra mayoría absoluta en Betanzos, con María Barral al frente. Tras llevar solo un año como alcaldesa, tras la baja de Ramón García por problemas de salud, Barral ha disparado al partido hasta los diez concejales en un pleno de 17.

El empuje socialista, que conquista Tui, hace peligrar el bastión del PP en Baiona 

El efecto Abel Caballero se deja notar en toda el área metropolitana de Vigo, en la que el PSOE ha protagonizado un subidón notable. El caso más llamativo es el de la comarca de O Val Miñor. Los socialistas ya tenían el bastón de mando en Nigrán y Gondomar, pero mejoraron todavía más sus resultados. Además de aumentar los datos en estos municipios, tienen a tiro la conquista de la alcaldía en Baiona, histórico bastión popular, donde gobernó el exconselleiro de Sanidade Xesús Vázquez Almuiña. Para desbancar a Ángel Rodal (PP), Carlos Gómez Prado (PSOE) precisa el apoyo de NOS.

Algo similar puede ocurrir en Redondela, donde Javier Bas (PP), uno de los más férreos detractores de Abel Caballero, puede salir de la alcaldía si los independientes de AER favorecen otro gobienro. Tienen en su mano investir a la socialista Digna Rivas, cuya agrupación subió de 6 a 7 concejales.

En Tui el PSOE cosechó una extraordinaria victoria. Enrique Cabaleiro fue expulsado de la alcaldía a mitad de mandato por una moción de censura que dio el bastón de mando a Carlos Padín, cuya agrupación solo tenía dos ediles. En los comicios de ayer, los tudenses dieron un respaldo mayúsculo a Cabaleiro que alcanzó los nueve concejales.

La única buena noticia para el PP estuvo en Mos, donde Nidia Arévalo amplía su mayoría absoluta. En el vecino municipio de O Porriño, la socialista Eva de la Torre depende del apoyo de Unión Democrática de A Louriña para seguir en la alcaldía. En Cangas, todo apunta a que seguirá gobernando la coalición de izquierdas. Y en Ponteareas, el BNG amplía su apoyo y seguirá en el poder.

Tui: Gana el PSOE y Diz Guedes solo se lleva dos ediles

El ex del PP Juan Miguel Diz Guedes, que se pasó a las filas de Ciudadanos, se queda lejos de la mayoría tras su cambio de partido y obtiene tan solo 2 concejales. C21, el partido del alcalde saliente, obtiene solo un concejal y el PSOE logra la mayoría absoluta.

Terra Galega arrasa con candidata nueva y roza la mayoría absoluta

Narón se mantiene como feudo inexpugnable de Terra Galega. La actual alcaldesa, Marián Ferreiro, que se estrenaba en estos comicios como cabeza de lista de la formación, mantiene los ediles conseguidos por su predecesor, y se queda a las puertas de la mayoría absoluta, aunque los pactos forman parte del ADN del partido.

As Pontes: Valentín González agranda sus resultados

La incógnita en As Pontes antes de los comicios era si Valentín González Formoso, regidor del municipio y presidente de la Diputación de A Coruña, lograría mantener la mayoría absoluta conseguida en los del 2015. No solo es así sino que, incluso, supera lo esperado. González Formoso logra 12 concejales, uno más que hace cuatro años, con los que acredita su fuerza en el ayuntamiento.

Teo: El PP supera a las mareas, pero no gobernará

El objetivo para Son de Teo era revalidar la alcaldía, pero lo cierto es que de momento pierde las elecciones con 4 ediles frente a los 7 del PP, que se alza con la victoria. Los pactos son ahora el elemento clave para formar gobierno, un objetivo que se antoja imposible para los populares, teniendo en cuenta que las otras dos fuerzas con las que estrechar la mano son el PSOE y el BNG. El partido de Rafa Sisto queda así también en una delicada situación tras la pérdida de 3 concejales con respecto al pasado año 2015.

Lalín: El PP de Crespo recupera la mayoría absoluta y desplaza a Rafael Cuíña

¿Lograría el PP recuperar Lalín por el trasvase de votos de Compromiso al PSOE y que el popular José Crespo reconquistase el poder tras cuatro años en la oposición, o tendría lugar la reedición del cuatripartito? Esa era la pregunta que sobrevolaba ayer en Lalín antes del inicio del recuento, y que tiene respuesta en la primera posibilidad. El PP ha conseguido, con Crespo al frente, hacerse de nuevo con Lalín en un panorama en el que el gran perjudicado es Compromiso por Lalín y su candidato y alcalde saliente, Rafael Cuíña. Hijo de Xosé Cuíña, histórico del PP y mano derecha de Manuel Fraga, logró la alcaldía tras irse del PP a CxG y pactando con PSOE, APAC y BNG para sumar la mayoría absoluta. Ahora tendrá que conformarse con quedarse como segunda fuerza.

El BNG abre una nueva era en Barreiros tras cuatro décadas de gobierno de centroderecha

El cambio llegó a Barreiros este domingo. Tras cuatro décadas de gobiernos del centro o la derecha, por primera vez habrá un gobierno municipal nacionalista de izquierdas, con el BNG y Ana Ermida a la cabeza. «Abrese unha nova etapa en Barreiros, onde se quere un cambio de modelo e vai habelo, sen dúbida», destacó.

El socialista Alberto Varela se hace con la mayoría absoluta en Vilagarcía

Hace cuatro años, Varela ya había dado la sorpresa de la velada electoral en Arousa, al sobrepasar al PP y hacerse con la condición de primera fuerza. A tres actas de la mayoría absoluta, el primer mandato de Varela se caracterizó por la búsqueda del apoyo del BNG y de un concejal procedente de la escisión de Esquerda Unida para redondear la aritmética. Las urnas validaron anoche, sin ningún margen de duda, la gestión de su equipo, que a partir de ahora podrá gobernar en solitario.

Viveiro: Los socialistas revalidan su victoria con María Loureiro al frente

Viveiro esperaba la victoria socialista, y la encuesta de Sondaxe también pronosticaba un triunfo holgado del partido de la alcaldesa, María Loureiro García, que repite candidatura al ayuntamiento más poblado de A Mariña.

Si bien los socialistas logran ganar los comicios cumpliendo con lo esperado, igualan la marca de los anteriores alzándose de nuevo con 8 concejales, y lo cierto es que no han conseguido hacerse con la mayoría absoluta, quedándose a un edil de alcanzarla. También iguala resultados el PP con respecto a los del 2015, logrando un total de 5 concejales por segundo año consecutivo. Irrumpe Por Viveiro con dos ediles y el BNG baja de 3 a 1, mientras que Son Viveiro se mantiene con un representante.

Vilalba: El PSOE arrebata al PP el bastión de Fraga

Por primera vez en la historia, el PSOE gana en el bastión de Manuel Fraga. Agustín Baamonde acaba de perder las elecciones en Vilalba, donde obtiene un total de 7 concejales que no son suficientes frente a los 8 que consigue el PSOE y los 2 con los que irrumpe Vilalba Aberta. 

Melide: Sorpresa en Melide al perder el PP el gobierno

El PP pierde la mayoría absoluta en Melide y queda pendiente de los pactos, pero se presenta difícil que forme gobierno. La segunda fuerza es la candidatura municipalista independiente Adiante Melide, que irrumpe con 5 concejales como alternativa a PP (6), PSOE (2) y BNG. Este último pierde la representación.

Monforte: El PSOE obtiene la mayoría y deja tocado al BNG

Los comicios arrancaban con el interrogante de si los socialistas repetirían su victoria en Monforte, bastión histórico del BNG. Un escenario que se hace realidad con la mayoría absoluta del PSOE, que logró 5 concejales más que en el 2015 y deja al BNG con tan solo 1 edil.

Vilarmaior: Un 12 % de votos en blanco contra el alcalde sin rivales

Los colegios electorales de Vilarmaior solo contaban ayer con la papeleta del PP. Carlos Vázquez Quintián se quedó sin rivales tras la renuncia del BNG, que en el 2015 obtuvo un concejal. El alcalde recibe un número similar de votos a los anteriores comicios. La abstención solo sube un punto, pero los votos en blanco aumentan hasta el 12,4 %.  

Cerceda: Liñares repite victoria pese a su situación judicial 

El socialista José García Liñares vuelve a ganar en Cerceda y repite el mismo resultado de hace cuatro años, cuando obtuvo siete concejales. Liñares conserva así su mayoría absoluta, meses después de que se anulase la sentencia que le condenaba a año y medio de prisión y 16 de inhabilitación por prevaricación y fraude. El PP suma un concejal en detrimento del BNG.

Beariz: Manuel Prado hace pleno con el 90 % de los apoyos

El candidato popular en Beariz se hace con la práctica totalidad de los votos. Manuel Prado obtiene un 89,4 % de los apoyos en el concello, donde habrá una corporación monocolor, y continuará como alcalde tras más de treinta años. El pleno contará con dos ediles menos por la pérdida de población en el concello, por lo que Prado López sumará un concejal menos.

Carballo: Ferrero revalida su mayoría absoluta

El BNG refuerza uno de sus feudos municipales y obtiene su segunda mayoría absoluta consecutiva en Carballo. El nacionalista Evencio Ferrero sumará un quinto mandato, el tercero en solitario. El regidor contará con un concejal más tras superar en cuatro puntos su resultado del 2015, y estira su mayoría absoluta hasta ocupar doce asientos. El PP pierde un acta y se queda con cuatro, aunque lidera la oposición. Terra Galega también reduce su representación en un concejal y cede la tercera plaza al PSOE, que gana uno. 

Ribeira: Manuel Ruiz necesita a una escisión del PP para conservar la alcaldía

El Partido Popular se mantiene como la formación más votada en Ribeira, donde encadena 24 años de mayorías. Manuel Ruiz Rivas necesitará pactar para conservar el bastón de mando. El Partido Barbanza Independiente (PBBI), una escisión del PP liderada por su excompañero de filas Vicente Mariño de Bricio, irrumpe con siete concejales y será clave para formar gobierno. Los populares conservarían su feudo en caso de alcanzar un acuerdo con el PBBI. El PSOE pasa a contar con dos concejales, Ciudadanos desaparece de la corporación y el BNG rebaja su representación de cuatro a dos ediles.

O Carballiño y Becerreá: Cara y cruz para los exsocialistas Pachi Vázquez y Manuel Martínez

Los proyectos personales de los ex socialistas Pachi Vázquez y Manuel Martínez en estas elecciones han tenido resultados dispares. El ex secretario general del PSdeG se quedó lejos de regresar a la alcaldía de O Carballiño con su partido, Espazo Común, que entra en la corporación con tres concejales. El PSOE mejora su resultado del 2015 y podrá gobernar en solitario tras lograr la mayoría absoluta, con diez actas. Los populares reducen a la mitad su representación, con tres concejales.

Mejor le ha ido a Manuel Martínez en Becerreá. Seguirá como alcalde, aunque ahora bajo las siglas de Galicia Sempre, la formación que creó para optar a la reelección tras ser cesado como vicepresidente provincial y darse de baja como afiliado del PSOE. Gobernará con mayoría absoluta, dejando a los socialistas con seis concejales menos, que retienen un solo acta en el pleno.

Agolada: Anticorrupción y Justicia irrumpe con una absoluta

Un 54 % de los votantes de Agolada dan la mayoría absoluta al Partido Anticorrupción y Justicia (PAYJ), fundado por Luis Calvo Miguélez para las autonómicas del 2016, y que ahora irrumpe en el pleno del concello pontevedrés con siete ediles. El PP pierde la alcaldía y reduce su representación a la mitad, mientras que Veciños por Agolada desaparece luego de no presentar candidatura en estas elecciones. El PAYJ, en palabras de su fundador, «no es ni de izquierdas ni de derechas».

Sanxenxo: Telmo Martín podrá gobernar sin pactos

Cuatro años después de regresar a Sanxenxo, y tras dos como regidor, Telmo Martín recupera la mayoría absoluta con diez concejales. El actual teniente de alcalde, Gonzalo Pita, no consigue revalidar el éxito que le llevó a tomar el bastón de mando en el 2015 y se queda con una solo acta. El PSOE sube dos y lidera la oposición con tres ediles.  

Taboadela: el PP a las puertas de perder el concello tras 47 años

Taboadela es el único de los concellos históricos que cambiará de alcalde tras el 26M. Manuel Gallego fue su regidor durante nada más y nada menos que 47 años y en los últimos comicios municipales obtuvo la mayoría absoluta con 5 concejales de los 9 que tienen representación en el municipio. Un escenario muy diferente al actual, en el que tras su retirada ha dado paso a un nuevo candidato, Antonio Paz, que obtiene tan solo 3 ediles frente a los 4 que ostenta el PSOE.

Parece no haber sentado bien en los resultados el cambio de candidato de los populares. Gallego (Taboadela, 1973) deja atrás unas cifras de récord. Concejal durante 52 años (desde 1967) y alcalde durante 47, en 1972 se hizo con el bastón y no lo soltó mientras sumaba mayorías absolutas y alguna que otra victoria no tan holgada, aunque suficiente para mantenerse al frente de Taboadela. Tampoco nunca se quedó a merced de perder la alcaldía por algún pacto de gobierno. Décadas de triunfo que él mismo decidió finalizar. Le dio el relevo a Paz, concejal desde el 2015, que asumía el reto de mantener las mayorías absolutas del PP. Sin embargo, la foto del relevo nunca se produjo. Al anunciar al nuevo cabeza de lista popular de Taboadela, la imagen fue de Baltar y Paz, sin Gallego, que tenía la intención de seguir como candidato.

Quien sí repite candidatura y supera a los populares en un concejal es Álvaro Vila por el PSOE, que volvió a confiar en él tras la convocatoria del 2015. El panorama es incierto en el municipio ourensano, dado que los 4 concejales del PSOE y los 3 del PP podrían sumar con los conseguidos por Cs y los independientes (uno cada uno) pra formar gobierno. De momento, lo que se puede afirmar es que los populares pueden perder por primera vez en casi 50 años Taboadela.

Los otros tres municipios gallegos con alcaldes históricos continúan con sus mismos regidores. Es el caso de Brión, donde el PSOE pierde un concejal pasando de los 9 del 2015 a los 8 de este domingo, aunque conserva la mayoría absoluta y también a su regidor desde 1979, José Luis García. También en Beade la mantiene el PP, que como en el caso anterior pierde un concejal (5 en el 2015 y 4 en los presentes comicios) y continúa con su alcalde desde 1974, Senén Pousa, que se convierte en el más antiguo de Galicia. Pero si hay una mayoría absoluta es la de Quintela de Leirado, donde los populares obtienen todos los concejales que tienen representación en el municipio y suman 7 de 7. José Antonio Pérez, que se inició como alcalde en 1976, continuará también con el bastón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Así quedan las áreas metropolitanas de A Coruña y Vigo y los concellos medianos tras el 26M