Lores se aleja de la mayoría absoluta en Pontevedra al perder un concejal

El BNG empeora el resultado del 2015 y el PP logra una fuerte remontada

M. Hermida
pontevedra / la voz

Miguel Anxo Fernández Lores tendrá que pensar en pactar. El BNG ha ganado las elecciones en Pontevedra, pero el resultado se aleja de la mayoría absoluta que vaticinaban muchos de los suyos y le concedió Sondaxe en algún momento del tracking electoral. Finalmente el BNG se ha dejado un concejal el 26M con respecto a los resultados del 2015, cuando obtuvo 12 ediles y se quedó a uno solo de la mayoría absoluta. Ahora, con 11, tendrá que apoyarse en el PSOE, que gana un concejal que le ha colocado virtualmente como el gran ganador de la jornada. Es cierto que una buena campaña de Rafa Domínguez ha permitido al Partido Popular crecer en la ciudad en dos concejales en un escenario especialmente adverso para su formación. Haber pasado de siete a nueve concejales es un triunfo innegable, pero con poco recorrido más allá de la noche electoral. Sin una aritmética que le permita establecer pactos con sus aliados naturales -Ciudadanos de Goyo Revenga (un edil)- la remontada del PP no tiene efectos políticos.

Así las cosas, el PSOE de Tino Fernández es el gran vencedor de la noche, pese a solo crecer en un concejal más y lejos de una subida mucho más significativa registrada por socialistas en otras plazas. El caso es que con ese concejal a mayores, o sin él, se hace imprescindible para el BNG.

Y si al PSOE los pontevedreses le han situado como pieza clave, las urnas han dejado en la irrelevancia a Marea Pontevedra, que pasa de sentar a dos concejales en la corporación a no tener representación alguna. El tándem de Luís Rei y su fichaje estrella, Teresa Casal _ex del PSOE que ya gobernó en coalición con Lores como teniente de alcalde socialista_ paga caro no haber llegado a un acuerdo con Unidas Podemos para concurrir juntos bajo el paraguas de Marea Pontevedra. Ambas formaciones lograron casi el mismo número de votos que cuando concurrieron juntos. La división de las papeletas en dos ha hecho que ninguna de las formaciones obtenga finalmente representación.

La corporación pontevedresa se sitúa ahora en un escenario de cuatro formaciones, en lugar de la cinco que había hasta ahora, y partidos como Vox apenas han cosechado un puñado de votos, al no llegar ni al millar.

El Partido Popular logró recuperar más de mil sufragios, frente a los datos del 2015, y el PSOE una cifra similar. Los únicos penalizados fueron los nacionalistas que, pese a ser la fuerza más votada, se dejaron también cerca de un millar de votos. Ciudadanos mantuvo más o menos el mismo número de sufragios, en el entorno de los dos mil, a falta de escrutarse menos del cuatro por ciento. El electorado parece no penalizar el cambio de cartel por el que optó la formación naranja al colocar a su número uno del 2015 de dos en el 2019.

Fernández Lores (BNG): «Houbo unha ofensiva do PP e Ence que creo que foi clave»

«É o sexto mandato consecutivo no que gañamos as eleccións en Pontevedra. Quero agradecerlles a todos os que apostaron polo BNG», arrancó Lores su valoración. «Indiscutiblemente baixamos un porcentaxe de votos co cal perdemos un concelleiro ¿Por que? Durante este mes houbo unha ofensiva do PP de Feijoo acompañado da Ence de Colmenares que foi unha ofensiva aprensiva e creo que foi o que influiu decisivamente para non obter a maioría absoluta», dijo Fernández Lores como primera valoración.

Tino Fernández (PSOE): «Vamos a ser absolutamente decisivos á hora de facer goberno»

Tino Fernández, líder del PSOE pontevedrés, lo tuvo claro ayer en sus primeras valoraciones. «O PSOE crece en Pontevedra, vamos a ser absolutamente decisivos á hora de conformar un goberno de progreso en Pontevedra», dijo en clara relación al escenario de pacto con el BNG que se avecina. Sobre ello afirmó que deben ser los nacionalistas, como lista más votada, quienes den el primer paso, pero dejó claro que el PSOE de Pontevedra está abierto a todo en las negociaciones con el BNG de Miguel Anxo Fernández Lores.

Rafa Domínguez (PP): «Estamos moderadamente satisfechos, esto es un espaldarazo»

El PP de Pontevedra, aunque no gobernará, firmó ayer una subida de dos concejales. El candidato conservador, Rafa Domínguez, que habló entre los aplausos de los militantes, indicó: «Estamos moderadamente satisfechos, esto es un espaldarazo al trabajo hecho. Hay que recordar que hace solo unos meses las encuestas nos daban cuatro o cinco concejales. No hay que olvidarlo». Indicó que en los últimos meses se hizo «un trabajo enorme y a contrarreloj» y achacó a ello la subida de votos registrada por el PP. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Lores se aleja de la mayoría absoluta en Pontevedra al perder un concejal