Ángel Mato, a poner orden en un pacto complejo


Ferrol pone la gobernabilidad muy cara. Casi siempre ha sido así. El PP de Rey Varela ha ganado las elecciones. Con tanta claridad que ha logrado doce de los 25 concejales que integran el pleno de Ferrol. Pero, pese a ser la fuerza más votada y mejorar resultados frente a las anteriores municipales, no le alcanza para una mayoría absoluta con trece ediles. Ciudadanos desaparece del mapa y diluye un posible pacto de centroderecha.

El socialista Ángel Mato se perfila así como alcalde de Ferrol con el buen resultado que le dan ocho concejales. El viento a favor que sopla las velas del PSOE ayuda, también el propio perfil de Mato y su experiencia como concejal de Urbanismo en la época de Vicente Irisarri. Químico de profesión, le vendrán bien esos conocimientos para articular una previsible combinación a tres bandas en la que tendrá que integrar a Ferrol en Común y BNG. El partido de Jorge Suárez se hunde y pierde la mitad de sus ediles, quedándose en tres. Es su bagaje tras cuatro años de un gobierno marcado por las polémicas estériles, la ruptura del pacto con el PSOE liderado entonces por Beatriz Sestayo, la ausencia de gestión y de autocrítica. Picará algo en ese acuerdo de izquierdas, pero el exalcalde rebelde cotiza a la baja. Y ojo, como ya sucedió hace cuatro años, todo queda en manos del BNG. Tendrá que decidir si incorpora a sus dos ediles al ejecutivo o, como hizo en el 2015, permite la investidura para luego ser látigo de un gobierno en minoría. Ayer ya avisó a navegantes. Mato tiene la alcaldía a tiro y da músculo al PSOE. Ahora le toca poner orden. Que no es poco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ángel Mato, a poner orden en un pacto complejo