Y así se elegirá a los 313 alcaldes

Si ningún candidato logra la mayoría absoluta, el bastón de mando pasará a manos del líder con más votos populares


Madrid / La Voz

Inmediatamente después del cierre de los colegios electorales (20.00 horas), los 313 concellos gallegos inician un proceso que se resolverá con el nombramiento de un nuevo alcalde el 15 de junio, siempre y cuando no existan reclamaciones. Incluso más que en las autonómicas y en las generales, aquí cada papeleta puede valer su peso en oro.

En cuanto finalice la jornada electoral, ¿qué proceso se abre?

Una vez concluida la votación se procederá al escrutinio definitivo. Entre el miércoles 29 de mayo y el sábado 1 de junio se abre un plazo en el que se contempla «la presentación de posibles reclamaciones por parte de representantes y apoderados o la interposición de recursos ante las juntas electorales», según se recoge en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg).

¿Qué día toman posesión las nuevas corporaciones?

El reglamento establece que las nuevas corporaciones locales se conformarán en un pleno constitutivo a celebrar el próximo 15 de junio. En los casos en los que se hubiese presentado algún recurso, se pospondrá hasta el 5 de julio. El mandato de los gobiernos salientes finaliza el día antes de la jornada electoral, por lo que en este período de transición los ayuntamientos funcionarán en administración ordinaria, sin la posibilidad de adoptar ninguna medida de trascendencia.

¿Cómo es el proceso para elegir alcalde?

El pleno constitutivo arranca con el juramento o la promesa de los ediles. Inmediatamente se procederá a la votación del alcalde, que será pública salvo que un concejal exija lo contrario. Para el cargo solo podrán postularse los cabezas de lista, salvo en los concellos de entre 100 y 250 habitantes, en los que podrán someterse a la votación todos los concejales elegidos. Para lograr el bastón de mando se requiere contar con el apoyo de la mayoría absoluta de la sala.

¿Qué pasa si no hay una mayoría absoluta?

De no lograrse la mayoría absoluta en esta primera votación, no habrá una segunda vuelta, y será nombrado regidor el líder de la lista electoral con más votos populares, es decir, el que hubiese logrado juntar más papeletas el día de la jornada electoral. Por ello, en algunos concellos puede tener una grandísima trascendencia el quedar primero o segundo. En el remoto caso de que las dos listas más votadas hubiesen empatado a votos, se elegirá el alcalde por sorteo.

¿Y cómo se conforman las diputaciones provinciales?

Además de para elegir a los alcaldes, el voto de cada ciudadano a las municipales también servirá para la confección de las diputaciones provinciales. Los escaños de estas se reparten según la fórmula d’Hondt entre los partidos que hayan obtenido representación municipal contando los votos que logró cada fuerza en su respectiva provincia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y así se elegirá a los 313 alcaldes