Gijón: el aliado de las ciudades gallegas en el noroeste

La urbe asturiana busca su sitio tras el ocaso de la industria

;
Gijón: el aliado de las ciudades gallegas en el noroeste La urbe asturiana busca su sitio tras el ocaso de la industria

Gijón

«Gijón no es una ciudad bonita, está en un entorno natural excepcional», describe el historiador y geógrafo gijonés Héctor Blanco. Los bombardeos de la Guerra Civil se llevaron por delante joyas arquitectónicas que los años del desarrollismo urbanístico remataron. Sin embargo, su carácter marítimo planta cara a las alturas de los edificios levantados en los 60. El paseo de San Lorenzo es la arteria peatonal que conecta con el Cantábrico. Los vecinos circulan por ella caminando, en bici o en patines aprovechando que el tiempo acompaña. Es su Riazor, aunque ellos confiesan que siempre se miran en el espejo de Santander o San Sebastián.

Gijon.Los años del desarrollismo cambiaron la fachada de Gijón. Los edificios ganaron altura y rompieron la armonía de la urbe
Los años del desarrollismo cambiaron la fachada de Gijón. Los edificios ganaron altura y rompieron la armonía de la urbe

«Compartimos la apariencia con A Coruña -el casco antiguo de Cimadevilla es una península que recuerda a la herculina-, pero el carácter con Vigo», añade Blanco. Mientras su eterna rival, Oviedo, es la ciudad administrativa del Principado, Xixón (en asturiano) fue, con Avilés, la de la industria.

gijon.El barrio marinero de Cimadevilla recuerda en su forma peninsular al casco viejo de la ciudad herculina
El barrio marinero de Cimadevilla recuerda en su forma peninsular al casco viejo de la ciudad herculina

La tormenta perfecta

La reconversión afectó en los 80 al naval, a la minería, a la siderurgia y hasta a la agricultura. La acería de la multinacional Arcelor, el astillero Armon y la central térmica de Aboño son las reminiscencias de un Gijón que es historia. El sector apenas supone hoy un 19 % de su economía.

Gijon.La ciudad que contemplamos, explica el geógrafo e historiador Héctor Blanco, «es el resultado de una coincidencia mágica. El político con criterio da con el técnico capaz de aglutinar a un equipo excelente». Se refiere al plan general de urbanismo que reconfiguró la ciudad en los 80
La ciudad que contemplamos, explica el geógrafo e historiador Héctor Blanco, «es el resultado de una coincidencia mágica. El político con criterio da con el técnico capaz de aglutinar a un equipo excelente». Se refiere al plan general de urbanismo que reconfiguró la ciudad en los 80

La ciudad que contemplamos, explica Blanco, es el resultado de una coincidencia «mágica» en aquellos fatídicos años. «El político con criterio da con el técnico capaz de aglutinar a un equipo excelente». Se refiere al socialista José Manuel Palacio y al arquitecto José Ramón Fernández Rañada, autores del plan urbanístico que equilibró el municipio.

Gijon.La Legión Cóndor, la misma que bombardeó Guernica, se cebó con la ciudad asturiana durante la Guerra Civil. Tiró abajo buena parte de sus edificios más emblemáticos. Unos ataques de los que se libraron joyas como el Teatro Jovellanos, en el Paseo de Begoña. Se inauguró en 1899
La Legión Cóndor, la misma que bombardeó Guernica, se cebó con la ciudad asturiana durante la Guerra Civil. Tiró abajo buena parte de sus edificios más emblemáticos. Unos ataques de los que se libraron joyas como el Teatro Jovellanos, en el Paseo de Begoña. Se inauguró en 1899

Barrios «iguales»

«No hay un barrio peor que otro», alega Blanco. El saneamiento, la urbanización de las calles y la dotación de instalaciones como centros de salud o escuelas se extendió a «sin un criterio diferenciador». Fue el caso de La Calzada, donde se concentró la emigración gallega de la primera mitad del siglo XX. «Antes era tercermundista», valora el historiador. Solo las áreas de nueva creación, admite, escapan a esta planificación en la urbe portuaria de El Musel (con una costosa ampliación no exenta de polémica y de acusaciones de corrupción).

El tráfico es uno de los pros que subraya el geógrafo a la hora de analizar la circulación de la ciudad. «Tiene una acertada regulación semafórica que hace posible que apenas existan atascos», dice Blanco, que también añade que el plan de movilidad quedó en «agua de borrajas». Entre los contras, indica la reordenación pendiente de las vías ferroviarias, que parten en dos Gijón.

Gijon.La acería de la multinacional Arcelor, el astillero Armon y la central térmica de Aboño son las reminiscencias de un Gijón industrial que es historia. El sector apenas supone hoy un 19 % de su economía
La acería de la multinacional Arcelor, el astillero Armon y la central térmica de Aboño son las reminiscencias de un Gijón industrial que es historia. El sector apenas supone hoy un 19 % de su economía

La fuerza vecinal

Vicente Areces fue el alcalde más emblemático de una urbe que hasta el 2011 tuvo ejecutivos socialistas. Desde entonces, gobierna en minoría Foro Asturias. «Se siguió el mismo modelo posibilista y de cohesión», dice Blanco. Una continuidad que hay que agradecer, apunta, a los colectivos vecinales y sociales, «os que marcan la agenda política». En la década del 2000 las marchas verdes tumbaron, dos veces, el fallido nuevo plan general que no se ha aprobado hasta este año.

Gijon.Los colectivos vecinales y sociales son «los que marcan la agenda política» en Gijón, dice el historiador Héctor Blanco
Los colectivos vecinales y sociales son «los que marcan la agenda política» en Gijón, dice el historiador Héctor Blanco

Todo esto en una ciudad donde el servicio de agua, el transporte público (autobús) o la recogida de basuras son 100 % municipales. «Hace 40 años aquí todos teníamos trabajo. Ahora apenas hay industria y, por encima, los índices de contaminación son altos», censura el histórico sindicalista Cándido González Carnero. Todos los jueves se concentra al mediodía con un centenar de jubilados delante del Ayuntamiento. Ahora toca protestar por las pensiones.

Gijon.La comunidad gallega que llegó en masa en los 50 y 60 a esta ciudad de «aluvión» era sobre todo de procedencia lucense. La mayoría se asentó en el barrio de La Calzada, uno de los que se benefició de las políticas de regeneración urbana emprendidas a partir de los 80
La comunidad gallega que llegó en masa en los 50 y 60 a esta ciudad de «aluvión» era sobre todo de procedencia lucense. La mayoría se asentó en el barrio de La Calzada, uno de los que se benefició de las políticas de regeneración urbana emprendidas a partir de los 80

Cándido no va desencaminado. Aunque Gijón presume de espacios verdes (el litoral asturiano es uno de los más protegidos de la costa española) y de limpieza urbana (en el puesto número 8 de la última encuesta de la OCU), Greenpeace alerta de que es la ciudad más contaminante de España por las emisiones de sus factorías.

Gijon.Rubén González Hidalgo es el director del Parque Científico y Tecnológico de Gijón, en la Universidad Laboral
Rubén González Hidalgo es el director del Parque Científico y Tecnológico de Gijón, en la Universidad Laboral

La «economía azul» es la esperanza de la urbe. Aquí no se hizo ningún Centro Niemeyer (Avilés) ni ningún Guggenheim (Bilbao) como contrapunto a la desindustralización, sino que se reaprovecharon espacios existentes como la Universidad Laboral, que acoge el Parque Científico y Tecnológico de Gijón, que acaba de estrenar nuevas instalaciones. «Desde el 2010 hemos duplicado el número de empresas y de empleos», presume su director, Rubén González Hidalgo. «Las empresas de menos de 5 años suponen el 50 % del total de las que tenemos ahora mismo en el Centro Tecnológico, donde nos estamos especializando en la consultoría de transformación digital. Por ejemplo, para empresas del sector de la agroalimentación, con mucha presencia en Gijón y en toda Asturias», detalla González Hidalgo. Como A Coruña, quiere ser una ciudad TIC. «No es una alternativa, sino una obligación de las urbes europeas en la era digital», concluye.

La exalcaldesa de Gijón: «Las ciudades del noroeste debemos unirnos como contrapeso al Mediterráneo»

Mila Méndez
Fernández y Vilabrille fueron compañeros en el ejecutivo local
Fernández y Vilabrille fueron compañeros en el ejecutivo local

La política aboga poque urbes como A Coruña, Santiago, Santander o León aúnen fuerzas

Con ella se cerró un ciclo en Gijón. La exconsejera de Industria Paz Fernández Felgueroso (San Sebastián, 1937) fue la última alcaldesa socialista de una urbe donde siempre hubo acento gallego. No solo en la mano de obra de su industria, sino en los ejecutivos municipales. Justo Vilabrille (A Fonsagrada, 1948) fue uno de los concejales lucenses de la ciudad prima hermana.

Pregunta. ¿Oviedo es un rival?

Paz Fernández Felgueroso. ¡Solo en el fútbol! Es cierto que siempre hubo reticencias por parte de Oviedo a que tuviéramos, por ejemplo, campus universitario. Incluso se quisieron llevar el Instituto Jovellanos. Somos dos ciudades muy distintas. Aquí la peatonalización no se puede extender en la misma proporción que en Oviedo por cómo es la estructura urbana pero, en calidad de vida no tenemos nada que envidiarle. La asignatura pendiente es que nos unamos en una gran área metropolitana. Seríamos la séptima de España.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Gijón: el aliado de las ciudades gallegas en el noroeste