Manuel Cruz, un federalista como segundo plato para el Senado

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado REDACCIÓN

ELECCIONES 2020

Manuel Cruz, a la izquierda, junto a Miquel Iceta, Francisco Polo, Meritxell Batet y Jaume Collboni (PSC)
Manuel Cruz, a la izquierda, junto a Miquel Iceta, Francisco Polo, Meritxell Batet y Jaume Collboni (PSC)

Los planteamientos políticos del sucesor de Pío García Escudero son muy similares a los de Iceta

17 may 2019 . Actualizado a las 17:17 h.

Manuel Cruz (Barcelona, 1951) llega a la presidencia del Senado como segundo plato tras el rechazo de los independentistas en la Cámara autonómica al nombramiento del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como senador por designación autonómica. Iceta tiene recurrida esta maniobra ante el Constitucional, por lo que en función del fallo, todavía podría desembarcar en Madrid a lo largo de esta legislatura para hacerse con el control de la Cámara Alta, pero mientras tanto, será este catedrático de Filosofía el que suceda al popular Pío García Escudero. Su carrera política no es muy dilatada.

Debutó como parlamentario en la pasada legislatura, en la que se erigió como el portavoz de su grupo en la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades, por lo que existen ciertas dudas en cómo pueda desenvolverse en momentos repletos de dificultades. Cruz es un federalista convencido con unos planteamientos políticos muy similares a los de Iceta.

La ministra de Administración Territorial y candidata del PSC a las elecciones generales por Barcelona, Meritxell Batet, el 28A

Batet, la favorita del independentismo; Cruz, el federalista de segundo plato

Fran Balado

Meritxell Batet y Manuel Cruz han sido los escogidos por Pedro Sánchez para presidir el Congreso y el Senado, respectivamente, a lo largo de la XIII Legislatura, que arrancará este martes con la constitución de Las Cortes.

La ministra en funciones de Política Territorial será la encargada de arbitrar el debate en la Cámara Baja, mientras el exportavox de Ciencia del grupo socialista en el Congreso, un independiente del PSC, es finalmente el elegido para presidir el Senado tras el rechazo de los secesionistas al primer secretario de la rama catalana de la formación socialista.

Que las dos propuestas de Sánchez sean catalanes no es ninguna casualidad en una etapa en la que el jefe del Ejecutivo en funciones busca abrir un proceso de diálogo y pacto con las fuerzas independentistas. Si nada se tuerce en las votaciones del martes, cuando se constituyan las Mesas, Batet y Cruz serán elegidos máximos representantes de ambas Cámaras. 

Seguir leyendo