Pedro Sánchez agita a los socialistas para recuperar las alcaldías urbanas gallegas

El presidente en funciones augura que «habrá regidores del PSOE en Vigo, Santiago y A Coruña»

Pedro Sánchez asiste en Vigo a un mitin multitudinario en apoyo de su candidato, Abel Caballero
Pedro Sánchez asiste en Vigo a un mitin multitudinario en apoyo de su candidato, Abel Caballero

vigo / la voz

Hace un mes exactamente, Pedro Sánchez vaticinó en un mitin en Vigo que el PSOE sería la primera fuerza en Galicia en las generales. Y acertó. Ayer, otra vez en Vigo, auguró que Abel Caballero volverá a ser alcalde por cuarta vez «en la ciudad donde los estudios demoscópicos no son corrientes ni normales», aludiendo al apoyo que reflejan los encuestados en favor del regidor olívico en el tracking electoral de La Voz. Pero fue más allá Sánchez, y pronosticó que «habrá una alcaldesa socialista en A Coruña y un alcalde socialista en Santiago», aludiendo así a las dos ciudades en que realizó ayer incursiones electorales y a Inés Rey y a Xosé Sánchez Bugallo. En A Coruña comió con los militantes y habló largo y tendido de política y en Santiago se dio un baño de popularidad en su paseo por el casco viejo.

Pero pese a esa seguridad, el líder de los socialistas trató de agitar en su periplo gallego al electorado que le dio la victoria en las últimas generales para poder recuperar el poder urbano en Galicia y además certificar la llegada de una etapa en la que el socialismo se extienda por todas las Administraciones. «No dejemos la faena a medias», repitió de manera incansable Sánchez, que alertó de que «las tres derechas pactarán en los ayuntamientos si tienen la oportunidad», dijo sobre los que aludió como «los malos vecinos del tercero derecha, que solo hacen ruido», y a los que culpó de representar únicamente proyectos personales de supervivencia de sus líderes frente a un PSOE que dibujó como marcador de futuro y vanguardia europea frente a la ultraderecha y los populismos. «Ese es el mensaje que acaban de dar los españoles a Europa, que se puede seguir avanzando con políticas progresistas y sin pasos atrás», glosó el presidente.

«Una mayoría aplastante»

Sánchez puso ya apelativos al Gobierno que dio por seguro formará: «Nuestro proyecto es justicia social, convivencia y limpieza frente a la corrupción», y para ello clamó por el apoyo ciudadano a las candidaturas municipales para «no dejar la faena a medias», terció con el fin de que los ayuntamientos apoyen los proyectos que anunció pondrá encima de la mesa su futuro Gobierno en materias como un plan de impulso a las universidades, la formación profesional y la escolarización de 0 a 3 años, aportar más recursos al sistema de dependencia, o un plan de rehabilitación de viviendas profundo, hitos en los que, dijo, tendrán que implicarse los alcaldes. «Necesitamos para ello ganar en todos los municipios, lograr una mayoría aplastante y cambiar la Xunta, pero eso es otra historia que tendrá un final feliz con Gonzalo Caballero», incidió pidiendo que el músculo electoral del PSdeG siga activo hasta el año que viene.

Aunque dijo tener «un día comedido», Abel Caballero hizo un repaso a su gestión en el que colocó a Vigo como líder indiscutible de Galicia y España: en reforma de calles, parques, cultura, política social... Da igual el campo de que se trate, el alcalde vigués estima que ni la ciudad que dirige ni él tienen rival, y para certificarlo echó también mano de la encuesta de La Voz y la distancia que le separa en el sondeo diario del PP. Pero ahí pulsó el botón rojo. La victoria fácil que dijo le otorga la opinión pública «se va a utilizar como argumento de que ya no pasa nada por no darle el voto a Abel Caballero, pero hay que votar, votar y votar, porque es la fuerza de cada vigués, y os pido ese voto para mí, para la ciudad y para vosotros, porque toda España y todo Vigo está mirando para Vigo», siguió hilando su discurso viguista, momento en el que anunció que se ve como el alcalde más votado de España el 26M y regidor, «por lo menos, 25 años más» (nació en 1946). Y para ese ojo que asegura observa sorprendido a Vigo, ahondó: «Que se prepare todo el mundo, tendremos en las próximas Navidades las mejores luces del planeta», gritó dando por hecha su victoria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Pedro Sánchez agita a los socialistas para recuperar las alcaldías urbanas gallegas