En Marea se plantea el reto de «seducir aos indecisos»

Villares: «Equivócase quen pensa que esta é a segunda volta das xerais»


Santiago / La Voz

Ante los malos augurios de las encuestas para las mareas municipales, y ante el desembarco de políticos estatales estos días en Galicia para apoyar a sus partidos, En Marea no tiene quién le visite. Luís Villares le resta importancia: «Non debemos confundir estas eleccións coas municipais; equivócase quen pensa que esta é a segunda volta». A entender del líder de En Marea, lo que importa esta vez es «a xestión dos máis próximo», algo que es bandera de las mareas municipales, que son «candidaturas veciñais» que reivindican el municipalismo «como o espazo político máis forte». Frente a esa idea, la visita de alguien como el presidente del Gobierno en funciones «non da nin quita votos». De hecho, Villares asegura que él le preguntaría a Pedro Sánchez si va a derogar la ley Montoro que tanto afecta a los ayuntamientos, evitar «desafiuzamentos» como sí hizo Compostela Aberta o eliminar las trabas para abrir guarderías como las que se encontró Marea Atlántica. Se mostró «escéptico» con las siglas pero también con las encuestas, que dan caídas importantes a la mayoría de las mareas. El objetivo en lo que queda de campaña, dice, es «seducir aos indecisos».

Luís Villares hizo estas declaraciones en la sede de la Mesa pola Normalización Lingüística de Santiago, para dar su apoyo al Manifiesto pola pluralidade linguïstica que dio a conocer el organismo porque, tal y como explicó su vicepresidenta, Mónica Pazos, facilitar el uso de las lenguas propias del Estado es «garantía de igualdade e democracia». Villares puso el ejemplo de un profesor que animó a sus alumnos, que no son gallegohablantes, a usar la lengua propia durante 48 horas y la propuesta no solo se hizo viral en las redes sociales sino que logró el apoyo de la mitad de sus estudiantes. Para el líder de En Marea es una prueba de que, si se dan facilidades, la gente se engancha al gallego. Y por eso pidió que esté presente en la Administración, en la educación, en la justicia y también en la campaña electoral. «Reclamamos un entorno amable que anime aos rapaces a utilizar a lingua», dijo, a la vez que exigió a la Xunta que garantice y promueva su uso, así como que derogue el decreto que impide impartir Matemáticas o Química en gallego.

Tanto Mónica Pazos como Luís Villares animaron a la población a acudir el día 17 a las manifestaciones que se desarrollarán en doce localidades gallegas bajo el lema Queremos galego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En Marea se plantea el reto de «seducir aos indecisos»