Casado se verá mañana con Feijoo en una romería del PP en O Pino

El líder popular vuelve a Galicia para participar en una fiesta con cuatro mil simpatizantes y dar imagen de unidad

Mitin de Feijoo el pasado 14 de abril en presencia de Casado
Mitin de Feijoo el pasado 14 de abril en presencia de Casado

Santiago

Pablo Casado vuelve a Galicia este fin de semana para celebrar su primer gran acto de partido con vistas a las municipales, autonómicas y europeas, que se toman en el PP como una segunda vuelta que deberá culminar con una remontada para no terminar de ceder el poder al PSOE y a fuerzas como Ciudadanos y Vox. El presidente del partido, cuestionado por los malos resultados del pasado domingo, participará en una romería en el municipio de O Pino, muy cerca de Santiago, y que organiza el PP de A Coruña, que espera reunir a cuatro mil simpatizantes.

Casado vuelve al lugar donde ha iniciado sus rutas cada vez que ha necesitado recorrer España, y lo hará invitado por Feijoo. El presidente gallego es uno de los dirigentes que más ha incidido en las críticas por el giro a la derecha que emprendió el partido para tapar la vía de agua abierta por Vox, y el de mañana pretende ser un acto de unidad y reconciliación en un entorno propicio para la recuperación del pulso político.

El titular de la Xunta admitió este jueves que ha tenido «bastante tiempo» para hablar por teléfono sobre la situación con el propio Casado, y que confiaba en poder seguir con ese análisis este fin de semana, en persona.

Cuando se le ha preguntado por la responsabilidad del líder nacional, Feijoo ha insistido en que era un problema «de todos», cada uno en su proporción, pero ha sido firme al defender el legado de Mariano Rajoy hasta que se produjo la moción, poniendo el acento en que el viraje erróneo se produjo en los últimos meses como producto de la amenaza que supuso Vox.

Los siete pecados capitales de Pablo Casado

Fran Balado

Arrancó mal obviando el centro y coronó una campaña nefasta ofreciendo carteras ministeriales a Vox

Pablo Casado entonó el martes un tímido mea culpa tras haber desatendido el centro político con el resultado de la pérdida de nada menos que 71 escaños. El dirigente popular dijo haber «tomado nota» del mensaje que le envió el electorado en las urnas, el mismo con el que tanto le advirtieron algunos barones territoriales: desde el centro es donde se ganan las elecciones. Beneficiado por la proximidad de las municipales, autonómicas y europeas, Casado continuará en el cargo al menos hasta el 26M, pero a nadie se le escapa que una fuga de más de dos millones y medio de votos solo puede explicarse con la concatenación de muchos y gruesos errores. Estos son sus siete pecados capitales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Casado se verá mañana con Feijoo en una romería del PP en O Pino