Elecciones: qué piensan los votantes más jóvenes

Los integrantes de la generación Z se muestran en general descontentos con las opciones electorales

Que no los representan; que han perdido credibilidad. Que la política española es «nefasta» o directamente «una broma». Así ven los votantes gallegos más jóvenes, de entre 18 y 25 años, la situación actual del sistema y de los candidatos políticos en España. 

En general, los nacidos entre 1994 y 2001 -que integran la llamada generación Z- tienen una visión negativa de los partidos; y sobre lo que realmente pueden hacer para cambiar la situación del país o de la comunidad en la que viven. La falta de políticas igualitarias, tolerantes, y de propuestas específicas para los jóvenes son algunos de los motivos que llevan a ese sentimiento general de disconformidad. «Tratan de enfrentar a los ciudadanos con su ideología en vez de unirnos y remar juntos por un futuro mejor para nuestro país», resume Iván, de 25 años.

Las posturas, sin embargo, son diversas. Mientras algunos muestran preocupación por el avance de la ultraderecha y de que puedan llegar a tener influencia en el gobierno; otros declaran abiertamente que es en esa dirección a donde irá su voto. «Voy a votar a Vox», declara Alejandro, que se define como una persona con inquietudes, a la que lo mueve «lo injusto».

En todo caso, su visión no es la de cruzar los brazos, sino que buscan hacerse oír.

En un intento por saber qué piensan, desde La Voz de Galicia pusimos a disposición una encuesta para que contaran sus preocupaciones y su opinión sobre la política.

Nataly, 20 años: «Si queremos cambiar algo tenemos que decirlo»

Si bien alguno de los partidos y candidatos tiran más a su favor, no hay ninguno con el que Nataly Aimé, estudiante y trabajadora de Narón, se sienta ciento por ciento identificada. Apela, sin embargo, a tener una postura activa: «Soy de las que piensa que tenemos que ir a votar todos porque si queremos cambiar algo tenemos que decirlo, y cuántos más seamos mejor». Su actitud es la elegir a quien sea «más respetuoso con todos». Y ese respeto, dice, «no se consigue ni con miedo, insultos ni amenazas, sino con el mismo respeto a nosotros, los que vamos a votar».

Sara, 22 años: «Tienen que pensar más en el bien del país»

Preocupada por los derechos laborales, por su futuro, Sara, de Arteixo, apunta a que los candidatos se centren más en buscar el bienestar del país «y no tanto en el bien de sus partidos».

Adriano, 20 años: «Generan debates obsoletos y cometen errores muy significativos»

Si algo define a la generación Z es su pluralidad y tolerancia; características que chocan con las ideas y con el sistema político tradicional. Adriano lo deja en claro: «Hablan de temas que no deberían ser cuestión de debate en la sociedad actual, como que nuestra sociedad sea igualitaria, erradicar el machismo, aceptar la libre decisión a abortar». Cuestiona además la agresividad de las campañas, y la falta de políticas para los jóvenes.

José, 25 años: «La gran mayoría me parecen candidatos de tercera división»

Interesado por la política, la ciencia y el medio ambiente, y por lograr un mundo más justo, para José de A Coruña, los candidatos están «más preocupados de su propio rédito que de trabajar por y para la ciudadanía».

Silvia, 23 años: «No hay un candidato sólido que aporte la estabilidad que España busca»

Oriunda de Miño, a esta estudiante y también trabajadora le preocupa «la nueva configuración del gobierno y el posible bloqueo político», así como la llegada de Vox y su influencia en los jóvenes. «Me da miedo que haya gente que por compartir esta misma opinión se aferre a una derecha que parece estar perdiendo la cabeza», dice.

Ana, 18 Años: «Me identifico con ideas de los distintos candidatos, pero con ninguno de ellos en concreto»

Preocupada por temas como la contaminación y la educación, para Ana, de Pontevedra, entre el popurrí de ideas y de candidatos, «cada vez resulta más difícil elegir». El abandono del bipartidismo ha generado, en su opinión, desconcierto, y si bien hay más opciones, se han perdido los «valores tan sólidos» que antes estaban representados.

Alba, 23 años: «Se centran más en acusar los fallos de los demás que en realizar un programa político»

Las políticas sociales y económicas, el empleo juvenil y la corrupción son los temas que más preocupan a Alba, estudiante y trabajadora de Lugo; quien también duda de la viabilidad de las promesas. «De nada sirve decir que van a bajar los impuestos o crear más empleos públicos si tenemos una deuda tan grande», dice.

David, 23 años: «Me da pena que no se intente llegar a mayores consensos»

Para este joven de Santiago de Compostela, que se define como inconformista e irreverente, en la política actual hace falta valentía. «El voto al final manda y nadie es auténtico», asegura. A su entender, no existe además una «diferencia real y efectiva entre ninguna de las principales propuestas» y todos representan un modelo que ve como «problemático y ruinoso» para su generación. Agradece, entonces, que existan distintas políticas en materia social, aunque su sensación general con respecto a las opciones y al propio sistema de representación es de decepción.

Fernando, 23 años: «Estamos en un momento difícil, de dudas e inseguridades»

Interesado en la ciencia y en el medio ambiente, a Fernando, estudiante de Santiago, le preocupa que la derecha, «cada vez más radical» gane seguidores, lo que es a su entender «un error que puede causar un retroceso social».

Alexandra, 18 años: «Cada candidato rise máis dos cidadáns có anterior»

La política española actual es, para Alexandra, simplemente «ridícula». «Queremos gobernantes de verdade, que loiten polos intereses da clase obreira», afirma.

Carlos, 23 años: «Me preocupa bastante que se dejen de lado las cuestiones realmente importantes»

Para Carlos, de Vigo, los candidatos actuales se centran en montar «espectáculos» pero se olvidan de dialogar para favorecer a España. «No se habla de los niños que pasan hambre, de los desahucios, solo del medio ambiente cuando recaen las medidas sobre los ciudadanos; o de Catalunya, porque les viene bien», afirma. Critica además las becas universitarias «tardías e irrisorias» y la falta de inversión en investigación y desarrollo.

Qué los mueve

Con ideales claros. Inquietos. De mente abierta y con ganas de aprender. Conseguir un trabajo y poder lograr estabilidad laboral son algunas de las principales preocupaciones de los integrantes de la generación Z; y sus intereses están ligados en general a la igualdad de oportunidades, y a la educación. La ciencia es también uno de los temas que más preocupa a los verdaderos nativos digitales -59,5% de los que respondieron a la encuesta de La Voz de Galicia-, por lo que persiguen políticas que apuesten por la investigación y el desarrollo.

Son varios los que afirman que entre sus principales preocupaciones está también el cambio climático, o la contaminación. «Aunque no nos demos cuenta, poco a poco estamos destrozando el planeta. Me apena muchísimo. Porque entonces... ¿qué les dejaremos a nuestros descendientes?», dice Cristal, trabajadora de 21 años, oriunda de Cerceda.

En un contexto de con cinco candidatos presidenciales hombres: Pedro Sánchez por el PSOE, Pablo Casado por el PP, Albert Rivera por Ciudadanos, Pablo Iglesias por Podemos y Santiago Abascal por Vox, la búsqueda de una sociedad con más igualdad, la defensa de la diversidad y de los derechos de las mujeres están también en el foco de atención de los jóvenes. «Mi ideal es el feminismo ya que tiene que haber igualdad entre hombres y mujeres, y el feminismo no sólo tiene que ser apoyado por la mujer, sino también por los hombres, ya que es algo que significa todo por igual para todos, actualmente, esto no sucede así y es algo que también me preocupa», defiende Nataly.

Votación
20 votos
Comentarios

Elecciones: qué piensan los votantes más jóvenes