El expresidente de la Comunidad de Madrid se pasa a Ciudadanos en la recta final de la campaña

Garrido formará parte del equipo de Aguado para las elecciones autonómicas. Irá en la lista como número 13

;
Golpe de efecto de Rivera con el fichaje del expresidente madrileño a 4 días de las generales Ciudadanos incorpora a Angel Garrido, que iba en las listas al Parlamento Europeo del Partido Popular.

redacción / la voz

Cuando parecía que Pablo Casado podía saborear durante unos días las buenas vibraciones que le dejó el último debate electoral, las difíciles circunstancias de su partido en Madrid le van a complicar la recta final de la campaña. El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, que había dejado el cargo para presentarse a las elecciones europeas con el PP como número cuatro, acaba de escenificar su paso a Ciudadanos, donde formará parte de las listas de cara a las elecciones autonómicas. De hecho, el fichaje fue presentado por el líder del partido naranja en la comunidad, Ignacio Aguado. Al parecer se incorpora a la lista de C's en la Asamblea de Madrid como número 13, un puesto que en principio le aseguraría la reelección como diputado autonómico, pues este partido cuenta en la actualidad con 17 parrlamentarios.«Son muchas y poderosas las razones», ha dicho Garrido en una rueda de prensa, en la que ha argumentado que el partido de Albert Rivera representa mejor el centro «liberal y moderado». «Es la única opción de seguir luchando por lo que creo», añadió.

El golpe de efecto de Ciudadanos lo explicó Aguado en una rueda de prensa conjunta con Garrido. Aseguró que el expresidente aportará al partido «experiencia y moderación». Garrido dejó la presidencia hace un par de semanas para centrarse en la campaña de las europeas, cuyas listas salen precisamente hoy en el Boletín Oficial del Estado. El que era su vicepresidente, Pedro Rollán, ocupa ese cargo en funciones hasta que salga elegido el nuevo presidente de la comunidad.

Ángel Garrido aseguró que su presencia en el Parlamento europeo sería una opción «más cómoda» para su vida personal, pero la decisión que toma, alegó, es una cuestión «de principios». A pesar de que Ciudadanos era un apoyo clave del PP en la Asamblea madrileña, Garrido se mostró en ocasiones muy duro con el partido naranja, al que llegó a calificar de «tonto útil de la izquierda». «El oportunismo en Madrid tiene un nombre: se llama Ciudadanos», dijo en su momento.

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha enterado esta mañana en Sevilla, tras participar en un mitin electoral, de que el expresidente abandonaba el partido. «Nadie lo sabía en el PP», aseguraron a Efe fuentes del partido, que intentaron quitar hierro a esta sorpresa en los últimos días de la campaña de las generales. «No pasa nada», dijeron, al tiempo que avanzaban que no darán importancia electoral «a algo que no la tiene». El martes Garrido aún estuvo en la sede del partido en Génova y el día anterior había aceptado de forma definitiva su inclusión en las listas a la Eurocámara. La fuga, no obstante, se suma a los fichajes de destacados miembros del Partido Popular, tanto hacia Ciudadanos como a Vox. Así explica en su cuenta de Twitter la decisión:

Fuentes del partido en Génova comparan el efecto de la marcha de Garrido con otros fichajes cualitativos que ha pescado Ciudadanos en el río revuelto de sus filas, como la expresidente de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, o el expresidente de Baleares, José Ramón Bauzá. Aseguran que estas fugas apenas han tenido efectos en las expectativas electorales del PP, en la línea de minimizar el cambio de partido de Garrido, una posición táctica que tomaron desde el minuto uno, pese a la sorpresa inicial que provocó el anuncio. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, llegó a decir que la marcha del expresidente pone de manifiesto la necesidad de «algunos» de buscar «golpes de efecto» que disimulen la victoria en el debate de Pablo Casado.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, reveló que el fichaje se cerró en los últimos días. «Ciudadanos cada vez atrae a más gente», dijo, al tiempo que constataba que la buena relación entre Garrido y Aguado fue clave a la hora de tomar la decisión. El presidente de Ciudadanos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, dijo en Twitter que es el momento «de sumar fuerzas entre todos los liberales y constitucionalistas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El expresidente de la Comunidad de Madrid se pasa a Ciudadanos en la recta final de la campaña