Un debate entre enchufes, crisis y decretazos

Casado recordó a Zapatero, Sánchez presumió de su obra, Rivera se lanzó a por los jóvenes e Iglesias a por los animalistas


Madrid / La Voz

El debate estaba estructurado en cuatro grandes bloques temáticos, pero en realidad todas las materias se fueron colando dentro de estos apartados indistintamente, y los asuntos de mayor peso, como Cataluña y los posibles pactos poselectorales estuvieron presentes a lo largo de los 100 minutos de debate. Aún así, los candidatos tuvieron la oportunidad de presentar algunas de sus propuestas de Gobierno de cara a la siguiente legislatura.

Economía y fiscalidad

El fantasma de Zapatero. Casado empleó este bloque para presumir de que su partido siempre ha sido una garantía para la economía española, todo lo contrario que con el PSOE, que cuando «entra por la puerta, el empleo sale por la ventana», dijo desempolvando el recuerdo de Zapatero. Por ello, se comprometió a crear dos millones de trabajos en los próximos cuatro años, en buena parte gracias a una revolución fiscal con una importante bajada de impuestos. Sánchez presumió de sus viernes sociales, con los que, asegura, ha logrado una España más igualitaria con medidas como el aumento del salario mínimo a los 900 euros. Por su parte, Rivera buscó una posición central del tablero invitando a poner fin «al viejo discurso de derecha e izquierda» y acusó a Sánchez de enchufar a medio millar de amigos. Uno al frente de Correos «que no sabe ni pegar un sello». Iglesias, Constitución en mano, exigió la devolución de los bancos de 60.000 millones tras el rescate y reclamó la bajada del IVA en productos de primera necesidad y de veterinaria, en un claro intento para recuperar voto que pueda haberse fugado al Partido Animalista.

Política social

Rivera, por la natalidad. Rivera, que en el anterior bloque se autoproclamó «el presidente de los autónomos», en este se definió como «el presidente de las familias», y denunció que tener hijos se había convertido en un lujo. Iglesias exigió la actualización de las pensiones conforme al IPC: «Hagámoslo por ley». Casado volvió a alertar de la que el «Estado del bienestar corre peligro con un Gobierno socialista y se comprometió ha revalorizar las pensiones, «como siempre ha hecho el PP». Una de sus apuestas, el teletrabajo, en aras de una mayor conciliación familiar. Por último, Sánchez sacó pecho de su «Consejo de ministras», bandera del feminismo, y atacó a Casado con las recientes declaraciones de su cabeza de lista por Barcelona: «Me gustaría que le dijese a sus candidatas que no es no», dijo.

Política territorial

Silencio con el indulto. «Yo soy conocido por el no es no, y en Cataluña no va a haber un referendo de independencia», aseguró Sánchez. El jefe del Ejecutivo no tuvo la misma determinación para aclarar si está dispuesto a indultar a los líderes secesionistas en prisión, uno de los asuntos con los que más le presionaron Casado y Rivera. «No puede haber indulto antes de que haya una sentencia en firme», se limitó a decir. El candidato del PP mostró su «vergüenza» por los apoyos públicos mostrados desde la cárcel por Junqueras o el líder de Bildu, Arnaldo Otegi. El presidente de Ciudadanos aseguró que se le «saltaron las lágrimas» cuando el 1 de octubre asistió por televisión a «un golpe de Estado». «A mí me duele España, a Sánchez no le importa», denunció. Iglesias, muy incómodo en este bloque, trató de pasar de puntillas, y se limitó a pedir un diálogo, y prefirió dirigirlo a otras latitudes de la Península, como la necesidad de solucionar los problemas que afronta la España vacía.

pactos poselectorales

El juguete de Vox. Sánchez había deslizado su juguete de Vox en los anteriores bloques, pero este fue la primera ocasión en la que lo meneó con estruendo. «Si las derechas suman van a repetir la fórmula de Andalucía, con la ultraderecha a los mandos», dijo. Está diciendo que hay que tener armas en casa y suprimir las autonomías. Ahora, qué decepción, señor Rivera, el cordón sanitario se lo pone al PSOE». Casado y Rivera advirtieron que Sánchez volvería a pactar con los «independentistas y los batasunos», dijo el líder del PP, e Iglesias insistió en que aclarase si pactará con C’s, pero no obtuvo respuesta.

Así contamos el debate minuto a minuto: 

Sánchez elude hablar de pactos en un debate crispado por Cataluña

M. Varela F.

El candidato socialista rechaza señalar si hablará con Ciudadanos pese a la insistencia de Pablo Iglesias

Pedro Sánchez, Albert Rivera y Pablo Casado han regresado a las sedes de sus partidos para rodearse de afiliados, que vitorearon a sus líderes como en una noche electoral.

]]>
Los cuatro candidatos han contrastado durante la última hora y media sus medidas, en un debate que alcanzó sus momentos más tensos en torno a la situación en Cataluña. Pedro Sánchez no aclaró en ningún momento si pactará o no con Ciudadanos pese a la insistencia de Pablo Iglesias. Tanto Albert Rivera como Pablo Casado se han tendido la mano, mutuamente, para formar gobierno en caso de alcanzar un número suficiente de diputados.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un debate entre enchufes, crisis y decretazos