Los viernes sociales dejan una factura de 920 millones

El Consejo de Ministros no aprobará más decretos, pero seguirá reuniéndose hasta dos días antes del 28A


La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) estima en un total de 920 millones de euros el coste de las medidas, incluidas en los llamados viernes sociales, que el Gobierno ha ido aprobando desde la disolución de las Cortes por la vía del decreto ley. Esa cifra supone que aument en un décima el déficit previsto, que el organismo calcula ahora en un 2,1% para el final de este ejercicio. Ese porcentaje está ocho décimas por encima del objetivo inicial del 1,3 % exigido por la Unión Europea. En lo que afecta a Galicia, las previsiones de la AIReF son que la Xunta cumplirá en el 2019 el objetivo de déficit marcado del 0,1% de su PIB.

El informe del organismo público encargado de vigilar la viabilidad de las cuentas públicas, que fue impuesto por las autoridades europeas, estima sin embargo que ese 2,1 % mejora la previsión de déficit que se hubiera producido en caso de que se hubieran aprobado los Presupuestos Generales del Estado presentados por Pedro Sánchez para el año 2019. Esas cuentas públicas, según la autoridad independiente, implicaban unos gastos extras de 5.250 millones de euros y solo 5.228 millones a mayores en ingresos, por lo que el esfuerzo fiscal habría sido en ese caso nulo.

El Gobierno es más optimista

El gasto principal que ha dejado de aplicarse gracias al rechazo a los Presupuestos en el Congreso, que llevó al adelanto electoral y a la prórroga de los elaborados por el Gobierno de Mariano Rajoy, son los 2.400 millones que estaban previstos en inversiones, la mayor parte de ellos en ferrocarriles, o los 515 millones de euros que se preveían en mejora de la dependencia, que finalmente no se aplican. A los 920 millones de euros de coste de los viernes sociales se suman los 588 millones que supone la revalorización de las pensiones con arreglo al IPC y la subida de un 3 % en las mínimas y no contributivas. El gasto extra alcanza así los 1.508 millones de euros.

Preguntada por este informe de la AIReF, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, respondió tras el Consejo de Ministros que los 920 millones de euros de los viernes sociales disponen de sus correspondientes asignaciones presupuestarias. La previsión de déficit del Ejecutivo sigue situada, sin embargo, en el 2 %, una décima menos de lo que calcula la AIReF. «Con trabajo y disciplinal, como viene realizando el Gobierno, pensamos que la previsión de déficit del 2 % para 2019 es correcta», afirmó la ministra de Educación. Celaá confirmó que Moncloa no tiene previsto aprobar más decretos leyes antes de las elecciones, aunque los consejos de ministros seguirán celebrándose en plena campaña. El último será el viernes 26, solo dos días antes de las elecciones. La portavoz consideró que la aprobación de decretos en la Diputación Permanente supone un «correcto funcionamiento de la democracia» y entra dentro de la «absoluta normalidad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los viernes sociales dejan una factura de 920 millones