Aznar, contra Vox: «A mí, mirándome a la cara, nadie me habla de una derechita cobarde»

El ex presidente del Gobierno carga contra Abascal y pide la unión del centro derecha en su reaparición en un mitin del PP

;
Aznar: «A mí nadie me habla de una 'derechita' cobarde porque no me aguantan la mirada» El expresidente del Gobierno le pide a Casado que plante cara a «esa pandilla de incompetentes» que gobiernan en Cataluña.

«A mí, mirándome a la cara, nadie me habla de una derechita cobarde, porque a mí no me la aguantan». La mirada, se entiende. Vuelve Aznar. Después de años sin participar en mítines del PP, y de prodigarse más bien en críticas a su propio partido y a Mariano Rajoy, el expresidente del Gobierno volvió a hacer campaña para el PP de Pablo Casado, al que considera «un líder como un castillo». Y lo hizo para dejar claro que a él, ni Santiago Abascal, presidente de Vox, ni nadie, puede discutirle el título de ser el más duro entre los duros. Aznar escogió para su regreso a la batalla política la ciudad de Valencia, una plaza simbólica para él. En 1996 protagonizó allí el mayor acto público de la historia de España, abarrotando el estadio de fútbol de Mestalla con más de 55.000 personas. Dos meses después de aquel 29 de febrero, se convirtió en presidente del Gobierno. Pero desde entonces ha llovido mucho. De hecho, el exlíder del PP eligió para su regreso un modesto encuentro con afiliados y simpatizantes en un complejo deportivo con capacidad para 300 personas.

Aznar insistió en su tesis de la necesidad de reunificar el centro derecha. Y, reconciliado ya con los suyos, no dudó en plantear el voto útil a Pablo Casado para que sea este quien lidere ese espacio político, ni en cargar directamente contra Santiago Abascal, que fue pupilo suyo en el pasado. «No se trata de repartir armas, se trata de juntar votos», aseguró en referencia a la polémica propuesta de Vox de liberalizar su tenencia.

El ex presidente del Gobierno insistió en que la división de la derecha solo beneficia al PSOE. «Si no se une, se pierde», explicó, en referencia a la posibilidad de que la ley electoral haga que muchos votos a Ciudadanos o a Voz acaben en la papelera y sin escaño. Llamó por ello a la «responsabilidad» de los votantes conservadores que, según dijo, deben «votar al PP y solo al PP».

Casado ningunea a Rivera al ofrecerle la cartera de Exteriores y Rivera le replica

Gonzalo Bareño

Los populares tratan de aprovechar la oferta de coalición para reforzar el liderazgo en la derecha

Cuando falta un mes para que se celebren los comicios generales, y dieciséis días para que arranque la campaña, los posibles pactos poselectorales monopolizan ya el debate político y las estrategias de los partidos. El movimiento del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, de ofrecer abiertamente al PP un Gobierno de coalición para «echar» a Pedro Sánchez, confirma que el partido naranja apuesta definitivamente por tratar de frenar la sangría de votos hacia Vox y hacia el PP, aunque sea a costa de perder sufragios captados del ala más moderada del PSOE. La propuesta de Rivera ha sido acogida con escepticismo por Casado, que la considera una «estrategia táctica», pero el líder popular trató de aprovecharla para afianzar su liderazgo en el espacio de centroderecha. Consideró «una muy buena idea» la oferta de Ciudadanos, pero le reprochó que no quisiera hacerla efectiva antes de que se cerraran las candidaturas para evitar la dispersión del voto en circunscripciones en las que no tienen aspiraciones de lograr escaño, o formar una lista conjunta en el Senado para evitar que el PSOE obtenga la mayoría en la Cámara Alta. Frente a la pretensión de Ciudadanos de que ambos partidos asuman el compromiso previo de apoyar al que más escaños obtenga de los dos, Casado dio por hecho que el PP será el más votado y tiró de sarcasmo para rebajar las expectativas de Rivera. «Sería un magnífico ministro de Asuntos Exteriores. Si soy presidente del Gobierno será la propuesta que le haga», aseguró.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Aznar, contra Vox: «A mí, mirándome a la cara, nadie me habla de una derechita cobarde»