Casado, en Vigo: «Ciudadanos y Vox no saben ni dónde está Redondela»

Feijoo da oxígeno al líder del PP y dice que es el único capaz de un Gobierno estable


El líder del PP y candidato a presidente del Gobierno, Pablo Casado, visitó ayer el auditorio Mar de Vigo para entregar cien carnés a 600 de los nuevos afiliados del partido en Galicia. Luego, acudió a una comida-mitin en Redondela. Esta villa marinera de la ría de Vigo se convirtió en una de las piezas clave del discurso del PP ayer. A ella aludieron tanto el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, como Casado.

Por un lado, reprochan al presidente Pedro Sánchez que, en su reciente gira a Galicia, no visitase Vigo y por otra, a sus rivales Vox y Ciudadanos, «que no saben ni dónde queda Redondela». Feijoo recalcó que el PP defiende los intereses de Galicia porque sabe donde están sus aldeas y pueblos. El presidente de la Xunta criticó a quienes «se inventan conflictos con la lengua» en vez de afrontar los problemas reales.

Casado volvió así a los orígenes, «donde nació el PP». «He venido varias veces a Galicia y ya tengo morriña», dijo el candidato. El popular, ante las encuestas que lo muestran sin mayoría, propone que la derecha se una para arañar más escaños en las provincias rurales y atraer a los descontentos de la España vacía. Defenderá el «igualitarismo» constitucional entre todos los territorios de España. Y recuerda que el PP peleó a «cara de perro» por los ganaderos.

Pero para captar el voto rural y sus decisivos escaños, Casado aboga por no dispersar esfuerzos «entre tres» y sumarse todos a su proyecto de gobierno «estable, respetando la Constitución». Insiste en que el PP es el único con experiencia en gobernar. Lo sintetizó así Feijoo: «No vale con decir Viva Galicia o Viva España, luego hay que saber qué hacer».

Casado apuesta por el voto unido: «El patriotismo no puede estar reñido con las matemáticas, en votos sumamos más [en referencia al PP, Vox y Ciudadanos] pero en escaños no, los podemos sumar todos unidos, aún hay alternativa al tándem de Sánchez, Torra, los comunistas, independentistas, nacionalistas y batasunos. Hay que medir bien los ingredientes «como en la tortilla de patata». Lo resumió en una frase del presidente Feijoo en gallego: «Menos contos e máis contas».

La otra pieza del PP es girar hacia la moderación, hacia el «sentidiño», según Casado. Rechaza ideas como «ir armados por la calle», pero ofrece gobernar cuatro años frente al Sánchez «radical, rehén de independentistas».

Casado aplaudió la gestión de Feijoo, quien «tendrá todo lo que quiera, cuando quiera y como quiera». Además, presentó a Ana Pastor como número 1 por Pontevedra y a Elena Muñoz, candidata a alcaldesa de Vigo «que no presumirá de gastarse un millón de euros en luces ni tendrá accidentes en el puerto sin explicar», en referencia a Abel Caballero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Casado, en Vigo: «Ciudadanos y Vox no saben ni dónde está Redondela»