El efecto Pachi Vázquez

Pachi Vázquez, que lo había sido todo en el PSOE ourensano, acumulaba en los últimos años sonoras derrotas internas


Pachi Vázquez, que lo había sido todo en el PSOE ourensano, acumulaba en los últimos años sonoras derrotas internas. Perdió las primarias para ser candidato a la alcaldía de Ourense en el año 2015 y las convocadas para elegir líder provincial en el 2017 así que el exsecretario general del PSdeG ha acabado montando su propio partido, donde nadie discute su liderazgo. Sin embargo, aún estando fuera del PSOE, su sombra es alargada y su papel es protagonista en la crisis que está viviendo el socialismo ourensano por la dimisión de su candidato a la alcaldía, José Ángel Vázquez Barquero.

Durante las últimas semanas, se ha producido un goteo de bajas en el PSOE de afines a Pachi Vázquez. Se han ido con él la exdiputada María Quintas, el exportavoz provincial Francisco Fraga y varios concejales de O Carballiño (donde fue alcalde), Maceda, San Cristovo de Cea o San Amaro. Curiosamente, en ese último municipio era edila socialista Chus Carrasco. Ella, como el resto de compañeros de su grupo, se pasó a los no adscritos en su Concello, pero eso no le impidió presentarse al proceso convocado en la capital provincial para formar parte de la lista.

No fue la única persona afín a Pachi Vázquez que se presentó y, de hecho, algunos de ellos lograron un respaldo reseñable de la militancia. Entre estos, el que acabó mejor situado -según la votación de la militancia- fue Óscar Pérez Carral, en el décimo puesto. El exsecretario general del PSdeG ya había anunciado la creación de su propio partido y todo lo que oliera a pachismo generaba rechazo en la dirección del partido, que advirtió desde el principio que serían laminados de la candidatura.

La propuesta de lista formulada por José Ángel Vázquez Barquero no solo no eliminó a los afines a Pachi Vázquez sino que aupó a Óscar Pérez Carral del décimo al tercer puesto. Además, el candidato aprovechó para relegar a los miembros de la tercera vía, una corriente interna bien posicionada tanto a nivel provincial como en la ejecutiva gallega e incluso en Ferraz. Dadas las circunstancias, era de prever que no saldría adelante la propuesta de Barquero, al que determinados sectores del partido acusan de haber ganado las primarias frente a Elena de Prada (precisamente, de la tercera vía) apoyándose en un pacto oculto con el pachismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El efecto Pachi Vázquez