Tenemos que hablar de Vox

La cúpula del PPdeG no encuentra un interlocutor en Vox Galicia porque, entre otras cosas, no existe

El secretario general de Vox, Ortega Smith, en Ourense
El secretario general de Vox, Ortega Smith, en Ourense

«¿Pero qué es Vox?». La pregunta se la hizo este viernes un peso pesado del PPdeG y no era reflexiva ni tenía un ápice de soberbia. Simplemente, los populares gallegos no tienen nombres, apellidos o un triste teléfono de contacto de los responsables del partido en Galicia.

Sin embargo, Feijoo se ha referido a ellos en público y ha reenviado el mensaje de Pablo Casado: si queréis a España, no os presentéis en las provincias pequeñas porque al no conseguir escaños esos miles de votos se perderán y les darán alas a Sánchez, a Podemos y, ahí duele, a los nacionalistas. Técnicamente, las cuatro gallegas podrían considerarse discretos caladeros de escaños (en total suman 23) pero el argumento del voto útil de los populares cobra sentido especialmente en Lugo y Ourense, así que será una de las teimas gallegas de campaña.

Desde que la fuerza liderada por Santiago Abascal irrumpió en las andaluzas, fueron escasísimas las ocasiones en las que el presidente de la Xunta pronunció en público el nombre de Vox, que se convirtió prácticamente en «ese partido del que usted me habla». Pero sí va a citarlos mucho más en las próximas semanas, porque dan por hecho que incluso en Galicia tienen consolidada una jugosa base de votantes que puede ser determinante para que la derecha aguante el fuerte o haga aguas en dos o incluso tres circunscripciones, propiciando la que sería una histórica victoria de la izquierda en unas generales.

Pero, efectivamente, la cúpula del PPdeG no encuentra un interlocutor en Vox Galicia porque, entre otras cosas, no existe. No tiene una estructura autonómica con un referente destacado o un comité de dirección, sino que ha organizado sus cuadros en torno a organizaciones provinciales. La más nutrida es la de A Coruña, que ha pasado de la nada absoluta hace unos meses al medio millar de militantes. De ellos saldrá algunos de los nombres que van a configurar la lista del Congreso y también las de las municipales, porque, ya adelantan su respuesta: van a presentarse a ambas citas.

¿Y qué responde Vox?

«Cuando el PP apela a la utilidad del voto no está pensando si son útiles para los españoles, sino para ellos mismos», alega Pablo Cancio, el presidente coruñés, que garantiza la candidatura provincial y la papeleta local en las tres ciudades. «No más, porque queremos ser prudentes y realistas». Sondaxe le concedía a principios de año dos ediles en Santiago sin conocerse ni el candidato, ni la más mínima estructura, ni una sola idea para la ciudad. «En A Coruña y Ferrol también tenemos expectativas», garantiza Cancio.

Con la misma soltura, el joven dirigente de extrema derecha presume de la «defensa de valores sin complejos» que hacen los suyos ante unos populares «que ya tuvieron un respaldo masivo en el 2011 y el 2016 con millones de votos útiles que no sirvieron para nada. Útil de verdad ha sido nuestra labor llevando ante la Justicia a los golpistas o sacando temas tabú en la sociedad española», comenta con tono sereno y aplomado. El PP calcula que la mitad de los votos de Vox se van a ir al garete, entre 15 y 30 escaños que, ironías de la vida, harán feliz a Torra. Y eso hay que hablarlo.­

Santiago Abascal, el candidato que se esconde y desprecia a los medios

Gonzalo Bareño

El líder de Vox está desaparecido de la vida pública pero su actividad sigue intacta en redes sociales

¿Dónde está Santiago Abascal? A menos de un mes de que comience la campaña electoral, el líder de Vox elude cualquier aparición en público y limita sus mensajes a las redes sociales. Su estrategia consiste en restringir al máximo su contacto con los medios, no debatir cara a cara con sus adversarios y lanzar mensajes provocativos -y también fake news-, a través de las redes. De esa manera, son sus adversarios los que le hacen la campaña convirtiendo sus excesos en el centro del debate sin necesidad de medirse dialécticamente con ellos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Tenemos que hablar de Vox