Vigo impide a Vox instalar mesas informativas en la calle y Barcelona le cierra el Palau

La formación de Santiago Abascal denuncia que es la primera que no le dejan ocupar una calle en toda España

El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido
El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido

La Voz

La dirección de la gestora de Vox en la provincia de Pontevedra considera que dicha formación está siendo objeto de discriminación por parte del Ayuntamiento de Vigo al no autorizarle la colocación de mesas informativas en la calle. «Es la primera vez que nos ocurre en toda España. Ni en Cataluña nos hemos encontrado con un impedimento igual», afirma Andrés Álvarez, presidente de la gestora de Vox.

El partido que lidera Santiago Abascal había solicitado el pasado 27 de febrero autorización a través del registro municipal para colocar mesas de información de sus propuestas e ideario en puntos frecuentados de la ciudad. Según su versión, «el Ayuntamiento no ha respondido a nuestra solicitud, e incluso se nos ha hecho saber extraoficialmente que no se autorizará ningún acto de Vox en Vigo», asevera Álvarez, lo que considera una persecución.

Ante el silencio de la administración municipal, Vox presentó ayer de nuevo por registro un escrito dirigido al alcalde para que explique el motivo por el que no ha otorgado los permisos para un total de ocho mesas informativas que a lo largo del mes de marzo el partido de Abascal tenía previsto desarrollar en Vigo en puntos como la calle del Príncipe, ante un centro comercial en la Gran Vía, la plaza de España, la Alameda de Bouzas o ante El Corte Inglés. «Coartan nuestra libertad de expresión, y nunca nos había ocurrido cosa igual en ningún otro lugar», subraya el presidente de la gestora.

Añade que pese a la negativa, han recibido amenazas a través de las redes sociales de grupos antifascistas que les han advertido que Vox y sus actos no tienen espacio en Vigo y sus calles.

En paralelo a la falta de autorización por parte del Ayuntamiento de Vigo, el de Barcelona ha descartado también que Vox pueda llevar a cabo en el Palau Sant Jordi un acto político masivo, al alegar que el recinto deportivo se encuentra en fase de mantenimiento. Vox había anunciado su mitin para el 30 de marzo en Barcelona, tratando de convertir la cita en una respuesta a las posiciones independentistas. El PSC reclamó al consistorio que preside Ada Colau que no permitiese la presencia de Vox en locales municipales por «difundir mensajes de ocio».

¿Quién vota a Vox? Retrato de los electores de Abascal

Manuel Varela

Los futuros electores son tradicionalmente afines al PP y Ciudadanos o abstencionistas; enfadados con Cataluña, católicos y contrarios a la inmigración

Nunca hasta este domingo se había reflejado la magnitud de la irrupción de Vox. La encuesta de Sondaxe para La Voz situó a la ultraderecha como tercera fuerza en el Congreso, superando a Ciudadanos y relegando a Unidos Podemos al quinto puesto del panorama político que está por configurarse a partir del 28 de abril. La proyección del 14,2 % de los votos podrían otorgarle hasta 51 diputados, cerca de los más de 60 que perdería el Partido Popular. Y ahí tiene Vox su granero de votos.

Uno de los vídeos de la precampaña electoral se hizo viral la semana pasada, cuando un joven del Frente Obrero increpó a Íñigo Errejón, candidato de Más Madrid para las elecciones autonómicas del 26 de mayo en la comunidad, tras un acto en el distrito de Hortaleza. El diálogo entre ambos, que tornó en monólogo del primero, recriminaba al exdiputado de Podemos que la formación morada fuese culpable del auge de «partidos fascistas». «Los obreros votan a Vox por algo», añadió.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

Vigo impide a Vox instalar mesas informativas en la calle y Barcelona le cierra el Palau