Vigo impide a Vox instalar mesas informativas en la calle y Barcelona le cierra el Palau

ELECCIONES 2020

El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido
El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido Eduardo Briones - Europa Press

La formación de Santiago Abascal denuncia que es la primera que no le dejan ocupar una calle en toda España

08 mar 2019 . Actualizado a las 22:36 h.

La dirección de la gestora de Vox en la provincia de Pontevedra considera que dicha formación está siendo objeto de discriminación por parte del Ayuntamiento de Vigo al no autorizarle la colocación de mesas informativas en la calle. «Es la primera vez que nos ocurre en toda España. Ni en Cataluña nos hemos encontrado con un impedimento igual», afirma Andrés Álvarez, presidente de la gestora de Vox.

El partido que lidera Santiago Abascal había solicitado el pasado 27 de febrero autorización a través del registro municipal para colocar mesas de información de sus propuestas e ideario en puntos frecuentados de la ciudad. Según su versión, «el Ayuntamiento no ha respondido a nuestra solicitud, e incluso se nos ha hecho saber extraoficialmente que no se autorizará ningún acto de Vox en Vigo», asevera Álvarez, lo que considera una persecución.

Ante el silencio de la administración municipal, Vox presentó ayer de nuevo por registro un escrito dirigido al alcalde para que explique el motivo por el que no ha otorgado los permisos para un total de ocho mesas informativas que a lo largo del mes de marzo el partido de Abascal tenía previsto desarrollar en Vigo en puntos como la calle del Príncipe, ante un centro comercial en la Gran Vía, la plaza de España, la Alameda de Bouzas o ante El Corte Inglés. «Coartan nuestra libertad de expresión, y nunca nos había ocurrido cosa igual en ningún otro lugar», subraya el presidente de la gestora.

Añade que pese a la negativa, han recibido amenazas a través de las redes sociales de grupos antifascistas que les han advertido que Vox y sus actos no tienen espacio en Vigo y sus calles.

En paralelo a la falta de autorización por parte del Ayuntamiento de Vigo, el de Barcelona ha descartado también que Vox pueda llevar a cabo en el Palau Sant Jordi un acto político masivo, al alegar que el recinto deportivo se encuentra en fase de mantenimiento. Vox había anunciado su mitin para el 30 de marzo en Barcelona, tratando de convertir la cita en una respuesta a las posiciones independentistas. El PSC reclamó al consistorio que preside Ada Colau que no permitiese la presencia de Vox en locales municipales por «difundir mensajes de ocio».