Polémica por una campaña de la Delegación del Gobierno en los institutos

S. C. REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Internet

El organismo anima a los profesores a crear junto a sus alumnos un vídeo de TikTok sobre el 25N y las familias tildan la propuesta de irresponsable

21 nov 2022 . Actualizado a las 15:08 h.

¿Debe una Administración animar a los adolescentes a tener cuenta en TikTok? ¿O es positivo que las campañas de divulgación lleguen a los jóvenes por los canales que usan y en los que confían? ¿Es bueno que los gobiernos doten de contenido positivo las redes sociales? Esta es la polémica que a partir de una iniciativa sobre el 25N se ha creado en la comunidad educativa, con la Delegación del Gobierno en Galicia por un lado y la asociación de familias Confapa, por otro.

La Delegación del Gobierno envió a las direcciones de los centros de secundaria una propuesta para «animar a los jóvenes, a partir de 13 años, a realizar una acción en la red social TikTok sobre el respeto y la igualdad, bien una canción, un baile, una representación gráfica... y compartirla». El objetivo, dice la circular que remitió la Delegación del Gobierno a los institutos, es que se pueda «trabajar en las aulas sobre este tema [el 25N y la violencia machista] y grabar un vídeo expresando de forma libre un rotundo no a la violencia de género, y subirlo al perfil de cada uno con el hashtag #25NGalicia».

Desde el primer momento en que se enteraron de la propuesta, en Confapa, la federación de AMPA de la escuela pública, se consideró un error. Rogelio Carballo, presidente del colectivo, envió una carta a la Administración explicando el motivo de su preocupación, que evidentemente no era por el tema a tratar sino por la vía elegida: «Usar las redes sociales como el marco de una actividad para niños, para empezar, ya es algo tremendamente cuestionable —empieza su texto—. Cientos de campañas de concienciación y la opinión de todo tipo de expertos ya lo desaconsejan de salida». Recuerda Confapa que en Galicia el uso de móvil está prohibido más allá de excepciones didácticas. Pero además, optar por TikTok le resulta a la agrupación especialmente molesto, ya que la califican como «la peor de las redes sociales». Tampoco están satisfechos con la edad a la que se orientó la campaña, y se cita normativa de protección de datos sobre los menores: «Si el niño es menor de 16 años, tal tratamiento [de sus datos personales] únicamente se considerará lícito si el consentimiento lo dio o autorizó el titular de la patria potestad o tutela sobre el niño, y solo en la medida en que se dio o autorizó».

Para Confapa, no hay duda: «La campaña es un completo desastre» y «usar TikTok con niños de 13 años sin consentimiento paterno parece simplemente inaceptable».

La Delegación del Gobierno contestó en su momento al presidente de Confapa, y le explicó que se pensó «nesta acción como un traballo educativo colectivo destinado a reflexionar e plasmar de forma creativa os valores fronte á violencia machista a través dunha ferramenta recoñecible para a mocidade, e que sen dúbida é un medio a través do cal podemos falarlle de forma directa aos mozos e mozas, aos que cada vez é máis difícil chegar polas canles de comunicación tradicionais». El carácter educativo de la misma —añaden desde el organismo— se resalta porque han sido los profesores los convocados, no directamente los jóvenes.

Entienden desde la Delegación del Gobierno que «a realidade é que a xuventude xa está presente en TikTok. Podemos concordar en que dentro desta rede existen usos negativos, igual que lamentablemente sucede en todas as redes sociais e na sociedade mesma, no noso día a día. Por iso cremos que tamén é a nosa labor empregar estas novas ferramentas para transmitir valores positivos, e aproveitar que xa están presentes nelas para ensinarlles a utilizalas dun modo creativo e socialmente responsable».

Y apuntan que la iniciativa es totalmente voluntaria y el vídeo en cuestión no exige que los alumnos se abran una cuenta, ya que esta puede ser una de la propia clase hecha para la ocasión.