Educación prepara cambios a partir de secundaria: se acabaron los itinerarios en la ESO y Bachillerato ofrecerá cinco ramas

Paula Méndez / R. S. REDACCIÓN

EDUCACIÓN

Imagen de archivo de estudiantes de bachillerato en la Biblioteca Central Rosalía de Castro del Campus de Ourense
Imagen de archivo de estudiantes de bachillerato en la Biblioteca Central Rosalía de Castro del Campus de Ourense Santi M. Amil

Bachillerato tendrá una nueva modalidad general, junto a otras cuatro. El ministerio plantea que la reordenación académica entre en vigor entre el curso 2022/23 y el siguiente

08 oct 2021 . Actualizado a las 18:35 h.

El Ministerio de Educación ha planteado una reordenación académica a partir del próximo curso, siguiendo la estructura educativa recogida en la Lomloe, uno de los principales elementos que desarrolla la nueva ley de Educación, en marcha desde el pasado mes de diciembre. Los cambios afectarán principalmente a la ESO y a Bachillerato y entrarán en vigor, en principio, entre el curso que viene (en los niveles impares) y el siguiente (en los pares).

Entre las propuestas, que serán llevadas este miércoles al Consejo General de Educación para su debate con las comunidades autónomas, destacan la obligatoriedad de la asignatura de Religión, que deberá ofertarse en todos los centros con carácter optativo. También será obligatoria la asignatura de Historia de la Filosofía en segundo de Bachillerato, que vuelve a convertirse en materia común, o la creación de una rama de Bachillerato genérica, según han ido haciendo público otros medios a lo largo del día.

Estas son las líneas generales que el ministerio quiere cambiar a partir de secundaria:

Educación Secundaria Obligatoria

Uno de los principales cambios en educación secundaria es la eliminación de los itinerarios, lo que permitirá a los estudiantes elegir asignaturas de ramas distintas. Así, los alumnos podrán elegir, por ejemplo, Latín y Biología, algo que anteriormente no se podía hacer. De esta manera, el último curso de la ESO será común y, a su término, permitirá a los alumnos decidir no solo la rama en la que desean continuar sus estudios, sino si estudiarán Bachillerato o Formación Profesional.