La vuelta a las aulas en Galicia: más de 187.000 alumnos con mascarilla, limpieza y distancia en el tercer curso del covid

Paula Méndez / R. S. REDACCIÓN

EDUCACIÓN

El protocolo mantiene medidas similares a las del curso anterior, aunque permite una mayor interacción en determinados contextos

04 oct 2021 . Actualizado a las 16:18 h.

Por fin, ha llegado el día marcado en rojo en los calendarios de niños y niñas gallegos entre 3 y 12 años: la vuelta al cole. Desde esta misma mañana, 187.624 alumnos de infantil, primaria y educación especial comienzan el año escolar con ilusión a pesar de las circunstancias. El curso ha arrancado sin incidencias, aunque sí con protestas de familias y profesionales de educación reclamando más profesorado. 

Por tercer curso consecutivo, el regreso a las aulas está marcado por la pandemia del covid-19 y medidas de prevención que poco han variado respecto al año anterior.  Así, el protocolo educativo mantiene las medidas esenciales de protección individual y colectiva, como el uso obligatorio de mascarilla a partir de seis años o la ventilación de espacios, pero aliviará parte de las restricciones para permitir una mayor interacción entre el alumnado en determinados contextos. En este sentido, tanto infantil como primaria mantienen los grupos burbuja o de convivencia estable, sin limitación de distancia, que este año podrán interaccionar con otros grupos del mismo centro al aire libre, aunque queda a criterio de cada centro, en función de su espacio y del número de estudiantes. El alumnado no podrá compartir material de uso propio, pero sí tendrá mayor libertad para compartir otros objetos y juegos.

Otra de las medidas que se mantiene es el deber de los docentes de realizar una autoencuesta diaria, del mismo modo que los padres y tutores legales tendrán que hacer una valoración de síntomas a los niños cada día antes de acudir al centro. Además, a nivel general, la actividad lectiva será presencial en todas las etapas, con prioridad para el alumnado de menor edad, y los centros estarán abiertos todo el curso para asegurar el servicio de comedor y el apoyo lectivo a menores con necesidades especiales o pertenecientes a familias socialmente vulnerables.