El Ministerio de Educación y FP cita a las comunidades el día 25 para concretar la vuelta al cole

S. C. REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Interior de un aula del IES Xunqueira II de Pontevedra, en obras para prepararse para el próximo curso
Interior de un aula del IES Xunqueira II de Pontevedra, en obras para prepararse para el próximo curso

Actualizarán los protocolos con las últimas novedades, a dos semanas para que reabran los colegios

16 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Las direcciones de los centros educativos gallegos tienen señalada en rojo una fecha: el 25 de agosto, miércoles, cuando se celebre la Conferencia Sectorial de Educación. Ese día, las ministras de Educación y FP y Sanidad, Pilar Alegría y Carolina Darias, respectivamente, se reunirán con los responsables educativos —y en su caso sanitarios— de las diferentes comunidades autónomas para ajustar el protocolo anticovid en vigor para el próximo curso.

En la práctica, esta reunión puede echar por tierra todo el trabajo hecho desde junio. No es lo más probable, pero puede ocurrir. El año pasado, los equipos directivos se fueron de vacaciones en agosto con las aulas de secundaria preparadas para acoger a sus alumnos con un metro de distancia entre cada uno, y a finales de agosto todo saltó por los aires: la Conferencia Sectorial de Educación decidió que la distancia de seguridad era de 1,5 metros y los cálculos se tuvieron que rehacer. «Nunca pensé que medio metro fuese tanto», resumía en ese momento Enrique Pazo (director del CIFP Ferrolterra) la situación que vivieron.

Es cierto que entonces ese metro estipulado por el equipo anterior de la consellería —y que a la postre le costó el puesto a la conselleira y a su cúpula— era a todas luces insuficiente, por mucho que en San Caetano se insistiese en que era la propuesta de la OMS. Pero este año también hay una decisión que no acaba de convencer a la comunidad educativa: reducir los desdobles en secundaria. En mayo, ministerio y comunidades acordaron que lo ideal era mantener los mismos profesores de refuerzo que el anterior curso, pero no fueron capaces de decidir quién los tenía que pagar: las consejerías exigieron dinero específico del Estado y este recalcaba que en dos años habrá 10.000 millones para el covid en el ámbito socioeducativo.