El 40 % de los profesores cree que un año después su centro sigue sin estar preparado para la enseñanza virtual

Sara Carreira Piñeiro
Sara Carreira REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Dos estudiantes de Santiago trabajando en casa durante el confinamiento del 2020
Dos estudiantes de Santiago trabajando en casa durante el confinamiento del 2020 Sandra Alonso

Una encuesta entre participantes de un congreso de comprensión lectoral alerta de la falta de herramientas para el trabajo en línea

13 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El lunes se celebra el Congreso Internacional de Comprensión Lectora de Infantil y Primaria (Ciclip), organizado por la Asociación Leobien, y como parte del encuentro se realizó una encuesta entre los 3.000 docentes asistentes al encuentro y el avance de la misma arroja un dato sorprendente: el 40% de los profesores cree que su colegio sigue sin estar preparado para la enseñanza virtual, y eso un año después de que se decretase el estado de alarma y el consiguiente confinamiento.

El dato es estatal, y no hay información complementaria sobre las diferentes comunidades autónomas. Parece generalizada también que los maestros echan en falta una herramienta digital eficaz que les pueda ayudar a detectar trastornos del aprendizaje, y que les permita establecer estrategias de mejora. Para 8 de cada 10 encuestados, esto todavía no es así.

Sobre la cuestión a tratar, la comprensión lectora, más de la mitad de los participantes en el congreso, casi el 60%, «considera que su formación no es suficiente para desarrollar estrategias que mejoren el nivel actual de comprensión lectora de sus alumnos».

Familias poco mentalizadas

Otra de las conclusiones sorprendentes es que solo el 23% de los docentes cree que las familias están «realmente comprometidas» y realizan con los hijos actividades que fomentan y refuerzan el proceso lectoral. Sin embargo, desde Ciclip se destaca la diferencia de esta opinión con el Barómetro del 2018, en el que casi la mitad de los encuestados consideraba que la implicación de los padres era la correcta. Leobien cree que «se ha producido un fuerte deterioro o se percibe una mayor necesidad de compromiso que no está cubierto por parte de los padres».

Poca información de la Lomloe

La encuesta también aborda otro asunto de máxima actualidad: la aprobación de la Lomloe, conocida como ley Celaá. Y nuevamente llegan las sorpresas: dos de cada tres encuestados asegura carecer de información suficiente como para valorar si tiene un programa específico o no para mejorar el rendimiento lector.

En el congreso de comprensión lectora —de acceso gratuito y libre— participará Antonio Díez, exvicepresidente de la Sociedad Española de Didáctica de la lengua y la literatura, para quien «esta nueva ley apuesta por un modelo de comunicación multimodal, aprender a leer otros tipos de textos, no solo escritos sino también vídeos, audios… La ley incorpora con más rigor la repercusión de las tecnologías de la información y la comunicación en el proceso del aprendizaje de la lectura. Las nuevas tecnologías están definiendo de forma indirecta un nuevo lector y están demandando a los docentes una nueva forma de enseñar a leer, si hay un nuevo lector hay un nuevo requerimiento de lectura y un aprendizaje diferente».

La totalidad de la encuesta se dará a conocer en marzo.