Un educador de niñas en la India rural gana el Global Teacher Prize

Sara Carreira Piñeiro
Sara Carreira REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Ranjitsinh Disale ha impulsado la educación en una comunidad rural de la India
Ranjitsinh Disale ha impulsado la educación en una comunidad rural de la India Global Teacher Prize

Ranjitsinh Disale tradujo los libros de texto a la lengua de las estudiantes, convenció a los padres de la importancia de la escuela y ha logrado seguir con las clases durante la pandemia

03 dic 2020 . Actualizado a las 14:17 h.

En las escuelas hay historias de superación, y después están las de los profesores que ganan el Global Teacher Prize. El premio que otorga la Varkey Foundation es de un millón de dólares, un dinero que le cambia la vida a quien lo recibe, pero sobre todo es un reconocimiento mundial al trabajo de los maestros. Con la etiqueta #TeachersMatter (Los profesores importan) se engloba un movimiento que pretende incidir en la importancia de los docentes para cambiar la sociedad.

El nombre del ganador fue leído este año por el actor británico Stephen Fry a la vez que se contacta en directo con la casa de Ranjitsinh Disale en la India. Enorme emoción para todos ante semejante noticia. Y en este caso, además, para los otros 9 finalistas del premio (hay una primera eliminación en la que quedan 50 maestros, después son diez finalistas y finalmente un ganador): Disale ha dicho que la mitad del dinero la repartirá con esos otros profesores, y a su vez anunció una iniciativa para que cada año al menos 5.000 estudiantes de países en guerra sean «reclutados» para un ejército de paz.

Ranjitsinh Disale dejó la carrera de ingeniero informático para dedicarse a la docencia, después de que los estudios universitarios no fueran como él esperaba y su padre lo encaminase al magisterio. Su primer destino fue una escuela en el rural indio (en Paritewadi, una localidad del estado de Maharashtra, al que pertenece Mumbai). La escuela estaba prácticamente en ruinas, porque en la comunidad ir al colegio no era una prioridad: los niños tenían que ayudar a sus padres a trabajar la tierra y muchas niñas eran casadas para evitar ser un gasto en la familia. Además, los libros de texto no estaban en el idioma materno de los estudiantes (kannada) por lo que les costaba mucho trabajo avanzar. Ranjitsinh decidió aprender kannada y resideñar todos los libros de texto de cuatro cursos, y lo acompañó de códigos QR que remitían a los estudiantes a poemas, charlas, historias y deberes en kannada. La escuela cerró dos meses tras un ataque terrorista y ahora la zona es una de las más afectadas por el covid. Sin embargo, las alumnas de Ranjitsinh siguen aprendiendo, y el 98% de sus estudiantes logran los objetivos del curso antes de que este acabe. El gobierno indio nombró a Ranjitsinh 2016 Investigador Innovador del Año.

En el vídeo de presentación de su candidatura, Ranjitsinh explica que para conseguir la participación de los niños, fue hablando con todas las familias para transmitirles la importancia de los estudios, y lo hizo no solo con charlas sino participando en eventos de la comunidad, para hacerse un hueco y que lo escuchasen. Esta implicación hizo que las familias apoyasen a los alumnos, que empezaron a ir clase de forma constante, trabajando y esforzándose por aprender. Ranjitsinh consiguió transmitirles la educación como un desafío, no como una competición. Desde el principio usó la tecnología para acortar la brecha entre estudiantes que vivía en ciudades y aldeas. El móvil se convirtió para estos niños en una herramienta de aprendizaje mientras Ranjitsinh les enseñaba desde casa.

David Calle, Xuxo Ruiz y César Bona han sido los tres españoles finalistas del Global Teacher Prize

Premios a los profesores: ¿sí o no?

S. C.

El Global Teacher Prize se entrega a finales de marzo en Dubái: un millón de dólares para reconocer el trabajo de un profesor en concreto. Cada año se presentan miles de candidatos y solo cincuenta llegan a la final, lo que les da una repercusión notable a nivel local e internacional. El premio se convoca desde el 2013 y han estado en la final tres españoles: César Bona, David Calle y Xuxo Ruiz. En los dos primeros casos hubo una enorme polémica por la elección, ya que Bona apenas tenía experiencia en las aulas (que abandonó para convertirse en coach) y David Calle no es un profesor al uso sino que crea vídeos con explicaciones de física y química; Xuxo Ruiz, aunque también es tachado de gurú despectivamente, sigue en su clase de primaria en Cádiz de lunes a viernes.

Seguir leyendo