ANPE señala que creció un 33% la cifra de docentes que se jubilaron este año

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Ana García

La crisis del coronavirus animó a retirarse a los profesores que podían hacerlo

26 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Defensor del Profesor, el teléfono de ayuda del sindicato ANPE, atendió el curso pasado en Galicia a 83 maestros con quejas de tipo administrativo, psicológico y jurídico.

ANPE hizo ayer balance de su servicio y además apuntó un dato muy importante: este año aumentaron un 33% las jubilaciones de docentes con respecto al año pasado en Galicia; pasaron de 923 pasaron a 1.230. Según apuntan desde el sindicato, se combina el envejecimiento del colectivo con la decisión consciente de los maestros de no alargar su vida laboral; si bien antes algunos profesores no se acogían a jubilaciones anticipadas, ahora hay una tendencia contraria, a jubilarse en cuanto pueden. La crisis del coronavirus ha sido la puntilla para muchos docentes, que vivieron el confinamiento con mucho trabajo y estrés.

En cuanto a las consultas que se atendieron el pasado curso, desde ANPE Galicia destacan que son menos que en otras ocasiones, fruto del confinamiento (faltan las realizadas desde Ourense y los casos en que los profesores gallegos se comunicaron con el número de teléfono estatal). Ha sido la pandemia la causa última de la reducción de quejas, «con carácter general y más todavía de las llamadas relativas a situaciones particulares como pueden ser los conflictos entre alumnado o los problemas con compañeros docentes o con equipos directivos».

Llamadas de familias

Sí destacan una variación de la presión habitual, ya que aumentaron las protestas por llamadas de padres y madres a los docentes, «tendencia que ya veníamos observando en los últimos años» y sobre la que la Administración, lejos de reducir, anima al poner en duda la profesionalidad de los docentes.