Comienza la selectividad con solo 250 alumnos nuevos

Cae un 50 % el número total de inscritos: 1.500 frente a los 3.000 del año pasado

Este año se presentaron unos 14.600 estudiantes a la prueba ordinaria de selectividad en Galicia
Este año se presentaron unos 14.600 estudiantes a la prueba ordinaria de selectividad en Galicia

Redacción / La Voz

Galicia celebra los exámenes extraordinarios de la ABAU, la selectividad, que terminarán el jueves. Son unos 250 alumnos los que se presentan por primera vez a la prueba, y en total apenas alcanzan los 1.500 estudiantes, una cifra muy inferior a la habitual, porque este curso la mayor parte del alumnado de segundo de bachillerato aprobó la etapa en junio tras las facilidades de titulación que se dieron por culpa de la pandemia de covid-19.

La diferencia entre este año y el pasado es incluso mayor porque en el 2019/20 la selectividad extraordinaria se celebró en julio (frente al tradicional septiembre) y eso animó a muchos alumnos a presentarse a la prueba. Por eso, en julio del 19 hubo 3.082 alumnos inscritos. Este año serán prácticamente la mitad.

El confinamiento por el covid-19 obligó a los responsables de educación a abrir la mano con los aprobados: resultaba casi imposible saber si el bajo rendimiento de un alumno estaba vinculado a su desinterés o a la situación familiar. Así, se impuso un casi aprobado general: en Galicia, un alumno de 2.º aprobaba el bachillerato si tenía un 5 de media en la etapa y no más de dos suspensas. A esto se sumó la presencia de estudiantes de otros años para subir nota: en total fueron 14.559 inscritos, frente a los 11.300 del año anterior.

Claro que el número de suspensos en los exámenes fue mayor porcentualmente. Muchos alumnos no estaban preparados para la selectividad, que este año aumentó las opciones, pero cuyo temario y corrección mantuvo el nivel de cualquier otro curso.

Mascarilla también sentados

La organización de la prueba, según explica Pedro Armas, vicepresidente de la CIUG, será prácticamente igual a la de julio pasado. Es decir, alumnos con diferentes accesos, circuitos de entrada y salida distintos y prohibición de quedarse en el centro entre examen y examen. En el aula se mantendrá la distancia de seguridad, incluso será superior a la cita anterior porque son muchos menos estudiantes y se habilitarán suficientes aulas. La gran diferencia es que sí tendrán que llevar mascarilla durante toda la prueba.

Habrá 23 comisiones delegadas en 16 centros —facultades, institutos (Viveiro, A Rúa, Cee) y un polideportivo (As Lagoas, en Vigo)—, así como la habitual comisión delegada para alumnos con discapacidad en el colegio de la ONCE en Pontevedra.

Buena nota para la selectividad más atípica

redacción / la voz

El acceso a las aulas fue ágil y hubo distancia de seguridad en todos los centros

«Estamos satisfechos. El protocolo de acceso al aula ha funcionado», así resumía Pedro Armas, vicepresidente de la CIUG, la primera jornada de la selectividad gallega del covid-19. Empezó la jornada a las ocho y media de la mañana en 46 sedes (frente a las 26 habituales) de 20 concellos (normalmente son 10). Entre los centros, muchas facultades, pero también institutos y pabellones. Todo para que en las clases hubiese pocos alumnos, muy separados entre sí. El éxito de la experiencia, inédita, fue la rapidez con que accedieron los estudiantes al aula, porque además de ser pocos, entraban separados por centros educativos y colocados en fila por orden alfabético. ¿El resultado? Las puertas se abrieron a las nueve y media hora después estaban casi todos los alumnos en su sitio.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

Comienza la selectividad con solo 250 alumnos nuevos