Más de 20.000 escolares del área de Santiago inician un curso marcado por la incertidumbre

Los centros coinciden en que lo que falta es profesorado y espacios para el desdoble

Los colegios que ya estaban masificados tendrán dificultades para reducir los alumnos por aula
Los colegios que ya estaban masificados tendrán dificultades para reducir los alumnos por aula

santiago / la voz

El nuevo curso escolar arranca hoy cargado de incógnitas que todavía están por resolver. La falta de espacios y profesorado para cumplir con los protocolos sanitarios son las dos grandes reivindicaciones de los centros escolares, tanto de primaria, infantil y educación especial, que inician hoy su actividad, como de los institutos y centros de formación profesional, que lo harán a partir del 16 de este mes. De los 82.771 jóvenes matriculados en la provincia de A Coruña que hoy acceden a las aulas, 20.415 lo hacen en el área de Santiago, lo que supone un 24,7 % sobre el total provincial. De los santiagueses, 13.887 son alumnado de primaria, 6.376 de infantil y 152 de educación especial.

Todos ellos arrancan un curso que nadie puede saber, por motivos obvios, cómo se va a desarrollar. «Hai moitísima inquedanza tanto entre o profesorado como entre as familias. Ninguén pode dar garantías de que as cousas vaian saír ben», explica José Ramón Carril, director del santiagués CEIP López Ferreiro. La falta de profesorado y los problemas de espacio para poder respetar las distancias de seguridad no cogen por sorpresa a buena parte de los centros, como es el caso del López Ferreiro, que según cuenta su director «é un colexio tradicionalmente masificado».

Para este curso, indica Carril, tenían cuatro niveles educativos que ya superaban los ratios estipulados y, por el momento, tan solo se han podido desdoblar dos: sexto de infantil y sexto de primaria. Como solución a sus problemas de espacio, los centros están apostando por la única solución posible, que consiste en la utilización de espacios pensados para otras actividades y que ahora se tendrán que usar para hacer desdobles y reducir el número de alumnos por aula. A esta reorganización también hay que sumar el espacio que tendrán que habilitar para aislar a aquellos niños y niñas con síntomas, paso previo antes de que las familias los recojan para llevarlos al médico.

En la lista de novedades también aparece, concretamente en casos como el de Santiago, el control de los accesos de los colegios por parte de la Policía Local, tanto en las entradas como en las salidas, para evitar aglomeraciones. Además, los agentes también velarán así por el correcto cumplimiento de medidas de precaución, como el uso de la mascarilla, que es obligatoria a partir de los seis años de edad.

Mientras elaboran planes de actuación, cuadran horarios y buscan soluciones para problemas de difícil solución inmediata, algunos centros reconocen que postergar el inicio del curso unos pocos días serviría para empezarlo con más calma. Esta idea se repite entre los de secundaria, que todavía tienen una semana por delante, pero que también se ven apurados. «Xa non digo unha semana, pero empezar o luns sería bo para tomar estes días con moitas menos présas. Tamén habería tempo para rematar algunhas actuacións da Administración que faltan por facer», apunta el director del López Ferreiro, que cuenta que en su colegio se está terminando de acondicionar una zona ajardinada, y que avisa: «Queremos algo máis que un bo arranque. Non hai que perder de vista que podemos ter un inicio marabilloso e logo que as cousas se compliquen».

Los concellos invierten en tareas de desinfección y los colegios apuran sus últimas obras

Con la vuelta a las aulas, los concellos están invirtiendo en desinfección y en la compra de material sanitario. Un ejemplo es el Concello de Melide, que adquirió una millar de mascarillas para repartir en los diferentes centros educativos de la localidad para uso del alumnado. Por otro lado, su brigada de desinfección de espacios públicos presta especial atención estos días a los recintos, toda vez que hoy mismo comienza el curso en los de infantil y primaria. En cuanto a limpieza, el Concello de Oroso aprobó ayer una partida de casi 15.000 euros para la ampliación de la limpieza en los CEIP de Sigüeiro, así como en las escuelas de Deixebre, Senra y Vilarromaris.

Además, en muchos centros se están apurando obras de distinto tipo que suelen tener lugar por estas fechas. Entre ellas se encuentran desde las más grandes, relacionadas, por ejemplo, con la eficiencia energética, hasta otras más pequeñas como el cierre de patios o la sustitución de carpinterías. En algunos colegios, como el santiagués CEIP de Roxos, también se han realizado acondicionamiento de aulas.

El curso escolar arranca con 2.500 alumnos menos en Galicia y más incertezas que nunca

m.varela

El Gobierno sigue sin planes de conciliación para padres con hijos en cuarentena y PCR negativa

Más de 193.000 estudiantes de infantil y primaria vuelven a partir del miércoles al colegio en Galicia, unos 2.560 menos que el curso anterior. Los colegios públicos pierden un 1,5 % de alumnos, un porcentaje similar al de centros privados y concertados. Hace ya siete cursos que el total de gallegos matriculados baja de los 200.000. Los 134.093 alumnos de primaria y los 58.997 inscritos en infantil regresarán mañana a las aulas —los de cuarto, quinto y sexto lo harán el viernes— entre la mayor incertidumbre, en un inicio de curso condicionado por la pandemia e inaugurado con huelga en la educación.

Seguir leyendo

Niños becados y de conciliación difícil, preferentes en los comedores

Las familias con beca de comedor y las de más difícil conciliación (por trabajar los progenitores en ese horario) tendrán preferencia este curso para disponer de plaza en los comedores escolares que gestiona el Concello, siempre que la demanda sea mayor que la oferta. Así lo ha fijado el Concello en un decreto hecho público a última hora de la tarde de ayer, ante la limitación de aforo por las medidas de protección contra el covid. El decreto regula también el uso y control de los espacios de los comensales, el procedimiento de entrada y salida del servicio, fija en dos los turnos máximos para su prestación y determina las medidas de higiene, frente al covid, de monitores y usuarios.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Más de 20.000 escolares del área de Santiago inician un curso marcado por la incertidumbre