Un compromiso de Educación y Fanpa despeja la vía a los comedores

La federación pide el apoyo económico de la Xunta para arrancar el servicio


pontevedra / la voz

La Federación Provincial de las ANPA de centros públicos (Fanpa) avanzó pasos en su lucha para poder ofrecer este curso el servicio de comedor. En una reunión con el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares, los representantes de las familias reconocieron avances que ahora tendrán que materializarse la próxima semana con el visto bueno de la Xunta al protocolo elaborado por la Fanpa y dar el respaldo económico que demandan para garantizar la seguridad del servicio. «Pedimos a la administración ayuda para que el aumento del coste del comedor no recaiga en las familias y Pérez Ares se mostró comprensivo y se comprometió a trasladar su petición a Santiago», explica Rogelio Carballo, presidente de Fanpa, que en las últimas semanas había denunciado la falta de implicación de Educación. Los representantes de padres esperan que desde la Xunta validen el protocolo para que tengan una hoja de ruta válida para trabajar y en el caso de que haya algún contagio la responsabilidad no recaiga únicamente en ellos.

El documento recoge que haya grupos de convivencia estables, que los niños se sienten, en la medida de los posible, siempre en el mismo sitio y haya dos turnos de comida. Estas medidas implican un aumento del coste de hasta el 40 %. Los cálculos de la federación apuntan a que si antes el menú les costaba 83 euros por niño, ahora se eleva hasta los 117 a la semana, al tener que doblar el personal y el tiempo. «Si estas cuestiones se materializan, habrá comedores», señala Carballo, quien reconoce que aunque se pueda ofrecer el servicio será difícil tenerlo listo para esta primera semana de colegio. Las conclusiones de la reunión se las trasladaron a las ANPAS en una reunión a última hora de ayer.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Un compromiso de Educación y Fanpa despeja la vía a los comedores