Educación refuerza el programa del libro digital con 125 centros más

Sara Carreira Piñeiro
Sara Carreira REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Foto de archivo de alumnos de primaria con los equipos de E-Dixgal
Foto de archivo de alumnos de primaria con los equipos de E-Dixgal CARMELA QUEIJEIRO

Estaba previsto un aumento de 75 centros, pero la crisis del covid-19 supuso ampliar E-Dixgal

16 mar 2021 . Actualizado a las 11:53 h.

La Consellería de Educación ampliará sustancialmente el número de centros gallegos en E-Dixgal, el programa de libro digital que lleva años implantado en la comunidad. Hasta ahora son 345 los centros participantes y para el próximo curso se sumarán 125 más, un tercio sobre el total anterior. Sumarán entonces 470 centros, y aunque son muchos están lejos de ser mayoría, ya que el sistema gallego está formado por unos 1.400 centros educativos entre públicos y concertados. 

Pero el crecimiento del programa en el próximo año sí será histórico. La ampliación a 125 centros supera lo previsto inicialmente, que era de 75 colegios. La crisis del covid-19 puso sobre la mesa la oportunidad de buscar soluciones tecnológicas en caso de un rebrote del coronavirus.

E-Dixgal es un programa pensado para los alumnos de edades intermedias: 5.º y 6.º de primaria y 1.º y 2.º de ESO. La Consellería de Educación reparte a los alumnos de estos cursos integrados en E-Dixgal un ordenador portátil (los últimos, de pantalla táctil), que se lo pueden llevar a casa y con los que trabajan incluso sin Internet. En primaria se usa en todas las asignaturas y en secundaria tiene que ofrecerse en un mínimo de seis. Los profesores reciben formación para este nuevo recurso y nutren sus clases bien con libros digitales (que suelen ser formatos en pdf del libro tradicional) o bien con el banco de recursos que crean los propios profesores y las editoriales contratadas por la Xunta. Con la crisis del covid-19, Educación abrió todos los contenidos a los maestros de toda Galicia, sin restricciones. Este sistema, por tanto, garantiza la equidad, ya que las familias no tienen que desembolsar ni un euro.