Isabel Celaá, ministra de Educación: «El objetivo es que el próximo curso todo alumno tenga su propio dispositivo tecnológico»

Sara Carreira Piñeiro
Sara Carreira REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

Isabel Celaá, ministra de Educación y FP
Isabel Celaá, ministra de Educación y FP Chema Moya

Quiere que en septiembre todos los estudiantes vayan al colegio presencialmente, y a la vez dispongan de herramientas tecnológicas individuales, y deja en manos de las comunidades reforzar la plantilla de profesorado

07 jun 2020 . Actualizado a las 14:08 h.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, tiene claro su discurso tras el primer asalto de la pandemia: el ministerio lidera la educación en colaboración con las comunidades autónomas, que son las que siempre han tenido las competencias; la preparación del próximo curso —«potente y bien planificado»— es labor de autoridades y profesores; estos han demostrado su compromiso y su carácter insustituible; todos los centros abrirán en septiembre si Sanidad lo permite; y para entonces «el objetivo es que todo alumno, toda alumna, tenga su propia herramienta tecnológica».

—En junio todas las comunidades tienen que tener instrucciones para el próximo curso. El jueves que viene hay una reunión de la conferencia sectorial (Ministerio y comunidades), la cuarta en esta pandemia. ¿Qué documento se va a llevar a esta reunión? ¿Tendrá medidas concretas?

—He de recordar una cosa: la declaración del estado de alarma ni suspende las competencias educativas de las comunidades autónomas ni altera la regulación educativa. Solo suspendió la actividad presencial y la sustituyó por una actividad a distancia, on line, siempre que fuera posible. Nos cambió el marco en 24 horas y tuvimos que adaptarnos a la nueva situación. Pero ahora tenemos más tiempo, y hemos trabajado en el ministerio y con las comunidades para que preparen un curso 20/21 potente, bien planificado: requerimientos sanitarios necesarios bien observados, en los que trabajamos Sanidad y Educación, y que pondremos a disposición de las comunidades autónomas el próximo jueves; utilización de todos los espacios de la escuela que sea posible para conseguir la mayor presencialidad; todos los profesionales al servicio de todos los alumnos. Todos bien protegidos, todos observando las normas, pero buscando la presencialidad, porque los niños pequeños es evidente que no pueden seguir de otra manera (infantil, primaria y también la secundaria).