Asturias aplaza la vuelta a las aulas a septiembre

El Principado propone hacer una excepción con los alumnos de la EBAU y los que se gradúan en FP, pero solo si se avanza a la fase dos. Negociará la apertura de las escuelas de Infantil con los ayuntamientos

Labores de desinfección de un instituto de Gijón
Labores de desinfección de un instituto de Gijón

Asturias aplaza la vuelta a las clases hasta el curso que viene con dos únicas excepciones: los alumnos de segundo de Bachillerato que se presentan a la prueba de acceso a la Universidad (EBAU) y los del último curso de Formación Profesional (FP) que se gradúan. En todo caso, no será algo obligatorio sino voluntario y dependerá de la entrada en vigor de la fase dos del plan de desescalada.  Excepcionalmente, los centros también podrán ofrecer lecciones de refuerzo a estudiantes de cuarto de Secundaria, que también se gradúan este año. Por lo que respecta a las escuelas de Infantil, es decir de 0 a 3 años, la Administración educativa se reunirá con la comisión de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) para adoptar una decisión. Esta etapa no es obligatoria. Así lo ha explicado la consejera de Educación, Carmen Suárez, al término de la reunión del consejo interterritorial mantenido por los responsables educativos de todas las comunidades autónomas con la ministra Isabel Celaá.

Carmen Suárez ha defendido que el alumnado de segundo curso de Bachillerato y de segundo curso de los ciclos formativos de grado superior pueda volver voluntariamente a las aulas en la segunda fase de la desescalada. Esto supone que, si cumplen los plazos establecidos y no hay retrasos o pasos atrás, los institutos podrían abrir el próximo 25 de mayo. Ese regreso se organizaría con unas medidas sanitarias adecuadas. La consejera ha explicado que el objetivo de este regreso adelantado es preparar las pruebas de acceso a la Universidad y, en el caso concreto de la FP, también poder finalizar y defender los proyectos de fin de ciclo. En total, la propuesta afecta a 4.300 estudiantes que pueden presentarse a la EBAU y los algo más de 3.200 matriculados este curso en el segundo curso de grados superiores de FP. 

La incorporación del resto de los niveles se retrasará al próximo curso, una vez que ya estén claros los protocolos y modelos que garanticen la seguridad frente al coronavirus. La fase dos del plan de desescalada trazado por el Gobierno, inicialmente, permitía la vuelta a las de los menores de 6 años, para facilitar la conciliación de las familias. esto había provocado un gran revuelo en diferentes sectores, entre ellos en las propias familias y en los docentes. 

No obstante, durante su intervención, Suárez ha insistido en «la importancia de consensuar un modelo de desescalada educativa en el marco de un estado de alarma nacional, con el que se garanticen los mismos derechos al alumnado en todo el territorio». «Si bien no existen fórmulas mágicas, creemos que hay cierto consenso en la conveniencia de que el alumnado de los cursos terminales superiores: 2º de Bachillerato, segundo curso de los ciclos de FP de grado medio y superior y, puntualmente, de 4º de la ESO, pueda beneficiarse voluntariamente de algunas semanas de actividades de refuerzo presenciales. Especialmente, en el caso de los bachilleres, que se enfrentan a las pruebas de la EBAU los días 30 de junio y 1 y 2 de julio», ha argumentado.

Por otra parte, la titular consejera asturiana ha solicitado al ministerio que reconsidere la política de becas al alumnado de FP que ha renunciado a realizar durante el estado de alarma la Formación en Centros de Trabajo (FCT), para que los beneficiarios no se vean obligados a reintegrar el importe de las ayudas.

La administración ya ha comenzado a desinfectar los centros. Los colegios de Infantil y Primaria son propiedad de los ayuntamientos, por lo que la consejería ha remitido una carta a los alcaldes en la que aconseja que se realicen las tareas de limpieza. El resto de edificios son competencia del propio Ejecutivo regional, así que el Principado tiene que hacer lo propio con los institutos, escuelas de idiomas o centros de enseñanzas especiales. Las imágenes que acompañan esta información muestran cómo se desinfecta un instituto de Gijón.

El Gobierno se prepara para una vuelta a clase en septiembre con un máximo de 15 alumnos por aula

Sara Carreira
En Dinamarca se ha optado por reabrir las aulas manteniendo una distancia de seguridad; eso ha obligado a habilitar como espacios para clase algunos polideportivos y gimnasios
En Dinamarca se ha optado por reabrir las aulas manteniendo una distancia de seguridad; eso ha obligado a habilitar como espacios para clase algunos polideportivos y gimnasios

Celaá asegura que si no hay vacuna y con las actuales pautas de distancia social, en cada clase solo podrán estar el 50 % de los alumnos. El curso podría empezar con un «modelo combinado» de clases presenciales y virtuales

En septiembre, la vuelta al colegio podría ser rotatoria, con un «modelo combinado» de clases presenciales y virtuales para que en las aulas físicas nunca hubiese más del 50% de los alumnos. Así lo dijo hoy Isabel Celaá, ministra de Educación, en una entrevista concedida al periódico en línea 20 Minutos

«Mientras no haya un remedio o una vacuna, los centros educativos habrán de estar a la mitad de su capacidad»

En concreto, Celaá explicó que «mientras no haya un remedio o una vacuna, los centros educativos habrán de estar a la mitad de su capacidad, aproximadamente. De tal forma que el modelo educativo que pondremos en marcha durante ese período de tiempo será un modelo combinado entre la educación presencial y la educación a distancia». Obviamente, esto tiene una segunda lectura: «Por ello hemos de preparar, seguir preparando, los recursos que necesitamos para que esa educación a distancia sea de muy buena calidad».

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Comentarios

Asturias aplaza la vuelta a las aulas a septiembre