Celaá ni se plantea cerrar el curso escolar ahora

Este miércoles los consejeros autonómicos y la ministra decidirán el nuevo calendario y cómo quedará la selectividad

Los colegios de toda España permanecerán cerrados al menos hasta el final de Semana Santa
Los colegios de toda España permanecerán cerrados al menos hasta el final de Semana Santa

Redacción / La Voz

Este miércoles se reúnen ministra y consejeros de las diferentes comunidades para hablar de fechas: las del final del curso escolar y las de la selectividad. La reunión de la sectorial de Educación se convocó la semana pasada y todo transcurría con normalidad hasta que el consejero de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, dijo en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, que la cita trataría la opción de cerrar el curso escolar en marzo: «Es un tema que habría que estudiar, esa es una hipótesis, la estudiaremos y la estudiaremos mañana conjuntamente con el Ministerio y todas las comunidades», dijo Ossorio.

El revuelo que estas palabras han tenido resulta comprensible y poco después fuentes del ministerio negaron la mayor: no se contempla ese escenario, que supondría dar por finalizado el curso tres meses antes de lo previsto. Tanto es así que niegan que la ministra Celaá traslade esta posibilidad a los consejeros autonómicos en la reunión telemática de la Conferencia Sectorial de Educación. La decisión del ministerio parece lógica porque, a pesar de la singularidad de lo que se está viviendo y que la actividad lectiva presencial está suspendida desde la semana pasada, las clases se están siguiendo de forma telemática en muchos centros y hogares.

En su entrevista, Ossorio reconocía que en Madrid todavía no se barajaba la posibilidad del cierre del curso pero «hay que reconocer que en esta crisis muchas cosas que no contemplábamos han sucedido».

Lo cierto es que la reunión dl miércoles es importante, porque en ella se decidirá si alargar el curso y qué pasará con la selectividad, cuándo se celebrará.

Hay varias posturas que tienen que encajar. Por lo que respecta a la duración del curso, hay comunidades que son partidarias de alargarlo a julio, mientras que otras partes de la comunidad educativa lo consideran una medida injustificada. El sindicato ANPE, por ejemplo, entiende que ahora se sigue trabajando: los profesores avanzando en el temario y los alumnos haciendo ejercicios y presentando trabajos; eso es incompatible, dice el sindicato, con alargar el curso más allá del 30 de junio. Además, hay que tener en cuenta que ese mes es el de las oposiciones, que afecta a docentes tanto como examinandos como examinadores.

La selectividad, el verdadero problema

En cuanto a la selectividad, hay un verdadero problema, porque hay que ofrecer una respuesta coordinada en todas las comunidades. La idea que más éxito tuvo en las últimas reuniones fue trasladar a principios-mediados de julio la convocatoria ordinaria (que en Galicia estaba, sigue prevista de hecho, para el 9 de junio) y dejar para septiembre la extraordinaria. Quedan menos de cinco comunidades autónomas con los exámenes en septiembre, pero así todas volverían a este calendario. La ventaja es que permitiría seguir los plazos casi normales en el proceso de revisión de exámenes y matriculación antes de agosto; la desventaja es que, una vez más, los alumnos de septiembre empezarían el curso tarde, con prácticas y grupos ya organizados y con cierto riesgo de suspender de formar automática alguna materia. Pero es que tampoco se descarta empezar un par de semanas más tarde las clases en la universidad.

Ossorio también expresó su opinión sobre el examen de acceso a la universidad: pide que se amplíen las posibilidades de elección de preguntas entre las opciones A y B del examen, de tal manera que se puedan elegir cuestiones de ambas opciones (hasta ahora eso no es posible) porque parte de la base de que ningún centro podrá dar el temario al cien por cien.

La Universidad de Vigo celebra el primer consejo de gobierno virtual de su historia

El rector Manuel Reigosa expresa su deseo: «Nós imos intentar, se é posible, que o curso académico remate en prazo»

El rector Manuel Reigosa, el secretario xeral de la institución, Miguel Ángel Michinel, y el vicerrector de Ordenación Académica y Profesorado, Manuel Ramos, fueron los únicos que asistieron ayer en persona al primer consejo de gobierno virtual de la historia de la Universidad de Vigo. La sesión se celebró en el paraninfo del edificio Ernestina Otero y el resto de integrantes del órgano se conectaron a través del programa Campus Remoto. Durante algo más de tres horas y media, se aprobaron asuntos como el límite de plazas en las titulaciones del próximo curso; ayudas a la investigación o planes ante la situación de excepcionalidad con motivo de la alerta sanitaria provocada por el coronavirus y que ha obligado a suspender las clases.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
11 votos
Comentarios

Celaá ni se plantea cerrar el curso escolar ahora