Unos 150 colegios gallegos, pendientes del trato de la nueva ley a Religión

La materia será voluntaria, deja de contar para la nota y no tendrá alternativa

Isabel Celaá presidió la inauguración, el pasado noviembre, del congreso de Escuelas Católicas. Allí fue donde dijo que el derecho a la educación concertada no emanaba de la Constitución
Isabel Celaá presidió la inauguración, el pasado noviembre, del congreso de Escuelas Católicas. Allí fue donde dijo que el derecho a la educación concertada no emanaba de la Constitución

Redacción / La Voz

En Galicia hay sobre 190.000 estudiantes de enseñanzas no universitarias en colegios de todo tipo que acuden a clase de Religión, un 63% del total del alumnado matriculado. Una gran parte de ellos estudia en alguno de los 150 centros educativos de adscripción católica que hay en la comunidad. Desde la entrada en vigor de la Lomce (a partir del 2014), la materia de Religión es académica y su media cuenta para las notas del expediente. Pero esto podría tener los días contados. Según avanzaba ayer la Cadena Ser, el Gobierno de España prevé llevar una nueva ley al Consejo de Ministros «en semanas». Esta normativa —que ya estaba lista en febrero del año pasado pero no pudo comenzar el trámite parlamentario porque cayó el Gobierno— tiene como principal novedad que la materia de Religión cambiará de estatus.

La nueva ley en ciernes lleva el título de Lomloe (Ley Orgánica de Modificación de la LOE) y a grandes rasgos supone volver a la normativa del 2006 (LOE), que había aprobado en su momento el Gobierno de Rodríguez Zapatero; para evitar retrasos, el Gobierno prevé realizar cambios en el trámite parlamentario, no antes. Y la Religión destaca en su articulado y vuelve al estatus de la LOE. Según el anteproyecto de la ley, esta asignatura será de oferta obligatoria en todos los centros, pero los alumnos la pueden escoger o no; si no lo hacen, no tendrán que cursar lo que se llama asignatura espejo, una alternativa obligatoria que sí recogía la Lomce. En cualquier caso, Religión no contará para la nota media del expediente.

Es precisamente esta peculiaridad lo que molesta a los colegios religiosos. En Galicia, más de dos terceras partes de estos centros están asociados a Escolas Católicas, que ya en el nombre indica su confesionalidad. Juana Otero, su secretaria autonómica, valoraba ayer el futuro de la asignatura: «El hecho de que con la nueva ley la materia de Religión no sea académica va en contra de los acuerdos del Gobierno español con la Santa Sede». Y explica: «Estos establecen que en España todos los planes educativos incluyan la enseñanza de la Religión en sus programas en condiciones equiparables a las demás disciplinas. Y si no vale para la nota media, como el resto de las materias, no se puede decir que las condiciones sean equiparables».

El hecho de que en el 2006 ya estuviese en vigor una ley que recogía precisamente esa diferencia no significa, explica Otero Torres, que haya que repetirlo: «Es un acuerdo bilateral y hay que respetarlo».

De todos modos, poco variará el día a día en las clases de estos centros, donde la Religión es una materia central. De hecho, incluso ahora se incumple la ley en muchos centros que no ofrecen a las familias una alternativa a esta asignatura confesional.

Diferenciados por sexo

Otro de los asuntos que incluye la ley y por lo que el Gobierno se enfrenta a otro colectivo católico es la diferenciación del alumnado por sexo. Según la norma que pronto se aprobará, a la hora de firmar los conciertos con los colegios privados —y que supone la subvención de la enseñanza por parte del Estado— las administraciones (esta parte de la educación está transferida a las comunidades) deberán dar prioridad a los centros que tengan clases mixtas. Los que separan por género tendrán que incluir y justificar en su proyecto educativo qué medidas adoptarán para favorecer la igualdad de género y el respeto a la diversidad sexual.

Desde Escolas Católicas no se ha querido opinar sobre este punto, ya que ninguno de los cuatro colegios concertados que hay en Galicia y que segregan por sexo está adscrito a la asociación, aunque Juana Otero reconoce que «ofertan otro tipo de educación que quieren los padres» y «si no hay variedad en la oferta no se puede elegir».

LAS CIFRAS DEL REPARTO DEL ALUMNADO EN GALICIA

INFANTIL

R. Católica: 34.325

R. Evangélica: 306

Valores éticos: 24.852

PRIMARIA

R. Católica: 88.018

R. Evangélica: 881

Valores éticos: 48.531

ESO

R. Católica: 56.019

R. Evangélica: 216

Valores éticos: 36.289

BACHILLERATO 

R. Católica: 10.842

R. Evangélica: 20

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Unos 150 colegios gallegos, pendientes del trato de la nueva ley a Religión