Estos son los 22 colegios gallegos que no generan residuos en el recreo

S. C. REDACCIÓN / LA VOZ

EDUCACIÓN

El colegio Antonio Palacios (O Porriño) es uno de los pioneros de los programas de Teachers for Future
El colegio Antonio Palacios (O Porriño) es uno de los pioneros de los programas de Teachers for Future M.MORALEJO

El programa de Teachers for Future intenta cambiar los hábitos de merienda de los estudiantes

28 oct 2019 . Actualizado a las 09:48 h.

Nada de papeles de plata tirados por el suelo, o hechos bolas en la papelera. Nada de botellas de plástico ni envoltorios de galletas. Hay más de veinte colegios gallegos cuyos alumnos no generan basura durante el recreo. Lo hacen porque forma parte del programa Residuos Cero, una de las iniciativas de la agrupación Teachers for Future, una organización que promueve acciones a favor del medio ambiente desde la educación.

En la lista de colegios participantes hay de todo, por edad, titularidad y provincia. Sobre todo hay CEIP (centros públicos de infantil y primaria) y son: Francisco López Estrada (Mañón), Os Casais (Fene), Xermade, Rosalía de Castro de Lugo, Ponte dos Brozos (Arteixo), Canosa-Rus (Coristanco), Rosalía de Castro de Xinzo, Saco e Arce (Toén), As Solanas-Nicolás Gutiérrez (A Guarda), Abelendo (Moaña), A Pedra (Bueu), Ría de Vigo (Vigo), Belesar (Baiona) y Antonio Palacios (O Porriño), siendo este centro uno de los impulsores de la iniciativa.

Hay también centros públicos solo de primaria (CEP), como el Xosé Neira (Gondomar) o el Santa Mariña (Redondela), y centros públicos integrados (CPI, con infantil, primaria y secundaria), y en este grupo están el Virxe da Cela (Monfero) o el Uxío Novoneyra (Folgoso do Courel). Hay además dos institutos de secundaria (Lamas de Abade, de Santiago y el de Soutomaior), un centro concertado (Eduardo Pondal, de Cangas) y hasta uno privado al cien por cien (Obradoiro, de A Coruña).

Meriendas del cole sin residuos

maría jesús fuente

Quién les iba a decir a los alumnos del colegio público Antonio Palacios, de O Porriño, que en vez de preocuparse de si el bocata es de queso o de nocilla, tendrían que interesarse por el envase que recubre la merienda. Partiendo de la base de que nada es mejor que la práctica para iniciar a los escolares en la educación medioambiental, el centro ha creado Residuo Cero, una iniciativa pionera, pero sobre todo, original y didáctica.

La experiencia, puesta en marcha este curso y promovida por la tutora Míriam Leirós, se enmarca en un proyecto ecológico-cultural mucho más amplio, Cooltureco. Integrado por 40 alumnos de dos cursos de sexto de primaria, es conducido por la docente anterior y su colega Nuria Rodríguez.

Seguir leyendo