Las niñas no quieren ser muy listas

Las jóvenes con altas capacidades se camuflan para poder encajar en el grupo, lo que les puede generar problemas de autoestima en la vida adulta

Niñas en un taller de altas capacidades
Niñas en un taller de altas capacidades

Redacción | La Voz

Las niñas con altas capacidades sufren dos veces la falta de detección. Por una parte es una carencia general del colectivo —solo se valora el 15% del alumnado con altas capacidades (ya sea precocidad intelectual, talento en un campo o superdotación)—; y por otra hay una cuestión de género, ya que de cada diez estudiantes que llegan a los servicios de valoración de altas capacidades, siete son varones, cuando hay el mismo porcentaje de niños que de niñas con alto rendimiento. Míriam Fernández, responsable de Latento, una spin-off de la Universidade de Santiago y dedicada a la detección y apoyo de estos estudiantes, explica que las chicas «son reacias a destacar, se camuflan» y además para ellas ser rápidas en el aprendizaje y originales en el pensamiento no es algo tan destacado; tampoco lo valoran en exceso en su entorno. Eso hace que sus familias las consideren listas pero no de altas capacidades, y no las lleven a su valoración.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Las niñas no quieren ser muy listas