La ministra de Educación rechaza instalar cámaras en las aulas: «Sería como poner un Gran Hermano permanente»

La Fiscalía propuso en su memoria anual grabar la intimidad de despachos y aulas para evitar el acoso sexual


Redacción / La Voz

Una «medida terrible». Así calificó la ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, la propuesta de la Fiscalía General del Estado de generalizar el uso de cámaras en las aulas y despachos para evitar los abusos sexuales a menores. Para la ministra esto «sería como poner un Gran Hermano permanente», tal y dijo en una entrevista en Onda Cero. Algo parecido opina su segundo, Alejandro Tiana, que comparaba la medida con los detectores de metales que hay en los centros de EE.?UU. para prevenir los tiroteos masivos: «No es un enfoque educativamente adecuado», sentenciaba. Eso sí, Isabel Celaá no descartó debatir el asunto porque «todas las ideas son susceptibles de debatirse».

Menos voluntad de debate tienen los sindicatos de profesores: UGT entiende que estas afirmaciones «generan inquietud y alarma en la comunidad educativa», que no necesita más vigilancia y sí «más recursos»; Comisiones cree que es «ineficaz y contraria a las libertades» y además «no resuelve el problema de fondo: la falta de recursos»; y STE-i la calificó de «desproporcionada, de dudosa legalidad y carente de rigor».

Plan de seguridad en Galicia

Curiosamente, ayer mismo se publicaba en la web de la Consellería de Educación el Plan Director para a convivencia e a mellora da seguridade nos centros educativos e nos seus contornos, impulsado por la Delegación del Gobierno y la Alta Inspección para ofrecer a los colegios charlas y talleres de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado sobre acoso escolar, drogas e alcohol, violencia de género, tecnología y abusos sexuales, entre otros temas.

«Continuamos partindo da base de que os delitos se resolven aumentando as penas»

Las tres grandes agrupaciones de familias gallegas (Confapa, Congapa y Anpas Galegas) se ha mostrado totalmente contrarias a la propuesta de instalación de cámaras en despachos y aulas.

La idea general de las familias se puede resumir en el razonamiento de Fernando Lacaci, presidente de Anpas Galegas: «Do que se trata é de identificar correctamente as causas, elaborar políticas de prevención e denuncia protexida, fornecer ao profesorado da formación que non teñen, e ás familias tamén, e traballar seriamente na consideración social do acoso como algo totalmente deleznable. Do que se trata é de que nin haxa acoso, non de pillar aos acosadores, porque eses xa fixeron un dano case irreparable. O de pillalos é necesario, pero non resolve. O que ocorre é que continuanos partindo da base de que os delitos se poden resolver incrementando as penas aos delincuentes, e hai un tipo de condutas, sobre todo as relativas á violencia sexual, que non seguen ese patrón».

«La prevención de las conductas de acoso ha de basarse en otras medidas»

Por supuesto, las familias entienden que el objetivo es velar por la integridad de los menores, pero «la prevención de las conductas de acoso ha de basarse en otras medidas y no en la instalación de cámaras», como apunta María José Mansilla, presidenta de Congapa (ampas de colegios privados y concertados). Ella reconoce que las familias «compartimos la preocupación de la Fiscalía por el aumento de los casos de delitos sexuales y por la dificultad probatoria» pero es «entre todos, familia, Administración educativa y sociedad en su conjunto, que debemos colaborar para erradicar estas conductas».

«No es una medida educativa, no aporta nada en forma de educación sexual»

Confiarlo todo en la tecnología o al intento de control no es en absoluto recomendable. Lo completa Rogelio Carballo, presidente de Confapa-Ceapa: «Estamos completamente en contra por motivos éticos y técnicos. Éticos, porque estamos en contra del Gran Hermano permanente, de convertir las aulas en cuarteles, y porque desde luego no es una medida educativa, no aporta nada en forma de educación sexual. Y técnicamente, porque plantea toda una serie de problemas de seguridad de las grabaciones y protección de datos» que supondría enormes inconvenientes.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La ministra de Educación rechaza instalar cámaras en las aulas: «Sería como poner un Gran Hermano permanente»