El inglés en la carrera, el plus pendiente de universidades y alumnos gallegos

Solo un 4% de los grados son bilingües frente al 30% que preveía el Ministerio de Educación para el próximo curso

Punto de encuentro para estudiantes internacionales en la UDC
Punto de encuentro para estudiantes internacionales en la UDC

El inglés es la asignatura pendiente de la universidad gallega. Hay excepciones, carreras que han apostado por el idioma, pero en general la oferta de grados en lengua extranjera es bastante baja en la comunidad. Según los datos del ránking de la Fundación CYD 2019, la universidad gallega mejor situada en número de titulaciones en inglés es la de A Coruña (UDC), y para eso ocupa el puesto 21.º de España de entre las 50 universidades públicas, le sigue Santiago (USC) en el 23.º y cierra Vigo (UVigo) en el puesto 31.º. Si se cuentan las universidades privadas, ya la UDC cae al puesto 32.º del total de 73 que se analizan en este ránking.

Los otros listados de internacionalización que valora el think thank del Banco Santander tampoco dejan especialmente bien a Galicia: en movilidad internacional de estudiantes está en la franja de las posiciones 20-30 de las universidades públicas, y cae por debajo en llegada de alumnos de otras comunidades autónomas; y UVigo encabeza la posición gallega en profesores extranjeros, y para eso es la 21.ª universidad pública de España. Sí tiene Galicia una posición destacada en lectura de tesis de estudiantes extranjeros (la USC es la undécima, aunque A Coruña y Vigo está bastante más lejos) y en publicaciones internacionales, donde sobresale otra vez Santiago, sexto de los campus públicos españoles. Hay que tener en cuenta que la USC suele ocupar del sexto al noveno puesto en todos los ránkings universitarios de España, por lo que el nivel de internacionalización y de inglés es una auténtica anomalía en sus ratios.

En general España sigue teniendo una oferta escasa de grados en inglés, a pesar de que en la Estrategia para la Internacionalización de las Universidades Españolas 2015-2020 se decía que el objetivo (para el 2020) era llegar al 30% de estudios de grado en otro idioma y al 50% en el caso de los de máster. Según los datos de CRUE Universidades Españolas, España está muy lejos de esas cifras, ya que en el curso 2016/17 los campus públicos solo impartieron el 7,5% de sus titulaciones en los dos idiomas (las privadas llegaron al 18%). En Galicia, son sobre el 4% los grados bilingües, a lo que hay que sumar el 20% con alguna asignatura (a veces solo una materia cuatrimestral) con opción en inglés.

Poca exigencia

En paralelo a la oferta, la exigencia tampoco es alta. En un idioma extranjero se puede resumir en cuatro los niveles de conocimiento: básico, que no permite mantener una conversación pero sí traducir algunas cosas; de turista, para charlas sencillas en contextos controlados (sería el B1); para estudiar o trabajar, lo que se entiende por una persona que es capaz de desenvolverse en ese idioma (B2); y el nivel avanzado, anterior al bilingüismo, y que garantiza soltura en cualquier ámbito (C1).

En Cataluña, un alumno a día de hoy no puede recoger su título de grado si no certifica un B2 en un idioma extranjero. En Galicia, solo Santiago exige cierto nivel, pero es el B1; en Vigo hay intención de implantarlo pero no es obligatorio, y en A Coruña solo se pide el B1 si tiene asignaturas obligatorias en inglés (solo hay un grado así, Xestión Industrial da Moda).

«Pensaba que habría lista de espera, pero ni siquiera llenamos»

 El esfuerzo por incorporar el inglés en las titulaciones se topa con cierto desinterés por parte del alumnado gallego. En la actualidad hay opción íntegra en inglés en varios grados, pero ninguno tiene lista de espera (solo Moda, y no hay opción en castellano únicamente). Según explica uno de los decanos de estos centros pioneros, la mala respuesta del alumnado les causó una honda sorpresa: «Pensaba que habría lista de espera para entrar, que enseguida se llenaría, pero ni siquiera llenamos. Muy pocos alumnos quieren cursar la carrera en inglés». No parece que haya una razón lógica: «En los últimos años, el nivel de inglés de los alumnos es alto. Muchos entran en la universidad ya con el B2», reconoce. Además, una titulación en inglés refuerza su perfil profesional, les abre las puertas de las empresas multinacionales, incluso aunque estén radicadas en Galicia. Sin embargo, a los estudiantes no parece interesarles demasiado: «A mí me han dicho que con el inglés que saben les sirve para moverse. Pero no es cierto, porque desconocen el lenguaje técnico de su carrera, que es de lo que van a hablar en el trabajo».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
12 votos
Comentarios

El inglés en la carrera, el plus pendiente de universidades y alumnos gallegos