¿Dónde lo hacen la primera vez?

Hablemos de sexo... con nuestros hijos, proponen los expertos. Que la alerta no llegue en cuarto de la ESO. Hay que educar desde el principio. Han cambiado la edad y el lugar del primer encuentro erótico, pero hay clásicos que no fallan la primera vez. Infórmate y disfruta


La torpeza sigue siendo el invitado sorpresa en la primera vez. La vida sexual ha ampliado sus dominios, hoy existe una fuerte ciberpresión social, más información, mayor placer experimental y también mayor frecuencia en las relaciones, pero «los adolescentes son tan torpes como lo fuimos nosotros en el primer encuentro sexual, en esto no han avanzado», sostiene con humor la sexóloga Nayara Malnero. Ese (solo a toro pasado) entrañable ‘no saber hacer’ es uno de los guiños retro de la sexualidad de los nacidos a partir del 2000.

El sexo ha adelantado su explosión, pero quizá el fuego en la piel no encuentra tan rápido estopa, ni el despertar es tan erótico-festivo como hacen ver las redes sociales, en las que, según los expertos, los adolescentes tienden a inflar su marcador sexual para dar una imagen poco real de veteranía erótica.

Los estudios concluyen que ellos y ellas son hoy, en general, más precoces. «Empiezan a trabajar su intimidad hacia los 10 u 11 años, y tienen sus primeros contactos sensuales entre los 12 y los 14. Pero esto no quiere decir que a estas edades mantengan una relación sexual genital, que puede llegar en torno a los 15 o los 16, o incluso más tarde», matiza la psicóloga Eva Sández, que trata en su consulta de A Coruña casos de adolescentes que llevan como un lastre su virginidad. La que fue preciada virtud para la mujer en tiempos, la castidad, parece ser hoy también para las chicas lo que siempre fue para los chicos, «un estigma del que se quieren librar», afirma Eva Sández, «porque sus amigos y amigas ya no son vírgenes, aunque no siempre esta percepción es real».

En España, la edad de consentimiento sexual se ha fijado en los 16 años, «lo que no se ajusta a la realidad de las relaciones», apunta Marisol Insua, directora del único Centro Xove de Galicia, especializado en sexualidad y anticoncepción. «Estamos viendo que crecen más rápido. Y si crecen antes, sus necesidades y sus relaciones afectivas y eróticas comienzan antes. Es un hecho que hay que aceptar sin dramatismo, de forma positiva, con recursos», asegura la especialista, que sitúa en torno a los 13 años el inicio de las relaciones. «Hay que salir del estereotipo de la relación coital. Nosotros hablamos de ‘relaciones eróticas’. Una relación sexual no es sinónimo de coito, hay otras formas», puntualiza Insua. «Pero el tipo de encuentro sexual que un adolescente tenga en su primera vez va a depender de sus relaciones afectivas», guía la experta. Y esos primeros encuentros son, en general, afectivos. Se producen con un amigo, con una persona que les gusta desde hace tiempo, en confianza.

El deseo puede ser fuerte, pero en ocasiones lo son más la educación, los miedos, el cálculo del riesgo (una rareza en adolescentes) o las circunstancias. A veces, la primera vez se resiste, no encuentra lugar. Si antes el estreno tenía lugar en un coche o un descampado, ¿dónde mantienen los jóvenes hoy su primera cita sexual? «¡Donde les pilla! Porque se lanzan más al donde sea», resuelve Nayara Malnero. Pero son muchos los que deciden debutar en casa.

«Cada vez tienen antes las llaves de casa, sobre los 12 o 13 años la mayoría ya las tienen y eso les abre una posibilidad. Con una mayoría de los padres entre los 40 y los 50 y pico años que trabajan, tienen vida social y están poco tiempo en casa, es habitual que la casa sea el espacio donde los adolescentes mantienen sus primeras relaciones eróticas», explica Marisol Insua, en línea con Eva Sández, que también apunta al domicilio (el propio o el de la pareja) como lugar para el primer cuerpo a cuerpo. «Los adolescentes tienen hoy un mayor poder adquisitivo, lo que permite que en algunos casos se decidan también por un hotel para esas primeras relaciones», completa Sández.

MIEDOS Y DUDAS

El miedo y la duda son otros dos intrusos habituales, naturales, en la primera vez. Y miedos y dudas no han cambiado con los años. Ellas, apuntan las expertas, temen que les produzca dolor. Ellos, eyacular demasiado rápido, «no aguantar lo suficiente, ¡y no van a aguantar!», dice Malnero, sin pasar por alto que el clímax femenino suele hacerse de rogar, sobre todo la primera vez.

El despertar sexual del adolescente es también una prueba de fuego para sus padres. «La primera responsabilidad en la educación sexual es de las familias, y en segundo lugar de los centros educativos, donde pasan muchas horas al día. Diálogo y comunicación son dos grandes claves. Y debería ser desde que los niños tienen conocimiento de causa de vida. En infantil, con 5 o 6 años, nosotros ya trabajamos las identidades sexuales y las familias diversas con cuentacuentos, acercando esa diversidad de forma natural, con personajes de cuentos, sin adelantar etapas. Porque cada edad tiene un tratamiento. Con adolescentes nos centramos, sobre todo, en que desaprendan lo aprendido. A partir de segundo de la ESO, es interesante que desaprendan lo consumido a través de las nuevas tecnologías, en contenidos porno que muestran una sexualidad que tiene muy poco que ver con la realidad», explica Marisol Insua.

NO JUZGUES, ESCÚCHALES

¿Qué actitud deben tomar los padres ante la primera relación? «No juzgarlos, porque si juzgas a un adolescente le pierdes. Hay que evitar las frases del tipo ‘Aún eres muy joven para eso’ o ‘Puedes coger una infección’. Es un momento delicado, en el que ellos están trabajando su autoestima, necesitan sentirse seguros, sin verse tratados como niños. Deberíamos establecer una comunicación fluida y madura, teniendo en cuenta la madurez emocional del adolescente. No vas a tratar a una chica de 14 años como a una mujer de 40, pero hay que tener mucha psicología y comunicación, y ningún miedo a las preguntas que puedan hacer. No hay que evitar la pregunta», dice Eva Sández.

Ni perder de vista que «una persona sexualmente feliz es un ser humano feliz. El sexo es parte del proceso de crecimiento», destaca Marisol Insua.

Que la edad del fuego en la piel sea un placer con control. ¿Qué les recomendamos ante su primera vez? «Cabeza -subraya Nayara Malnero -. Cabeza, porque lo demás lo tienen todo», aunque eso solo lo sepan bastante tiempo después. 

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

¿Dónde lo hacen la primera vez?