La selectividad en Galicia: cinco puestos perdidos en cuatro años

Desde junio del 2014 la comunidad ha pasado del puesto 10.º del Estado al 15.º en las notas de las materias obligatorias

Alumnos preparandose para un examen de selectividad en Santiago, en junio del año pasado
Alumnos preparandose para un examen de selectividad en Santiago, en junio del año pasado

Redacción / La Voz

Las notas gallegas de selectividad no dan una alegría. Bueno, una sí, la de Historia de España, que con un 6,29 de nota media y un 16% de sobresalientes, sitúa a la comunidad en el número 10.º de España en notas. Pero por lo demás, el balance del curso 2017/2018 es más que negativo. Y no solo porque ocupe en la fase general el puesto 15.º de 17 comunidades, sino porque a lo largo del tiempo la situación ha empeorado.

Una comparación entre las notas del curso 2013/14 y las del terminado 2017/18 confirman una deriva tal que en el conjunto de las ocho asignaturas obligatorias (de los cuatro bachilleratos) se han perdido 15 puestos y si se examinan las siete asignaturas comunes (la octava sería la lengua cooficial, que solo existe en cinco comunidades, y parcialmente en Navarra) Galicia pasó del puesto 10.º del Estado en junio del 2014 al 15.º en el 2018.

Este es un repaso superficial a las cifras gallegas en el período que va del 2014 al 2018:

galicia en españa

En el 2013/14. Ese año, Galicia ocupó el décimo puesto de España en cuestión de notas. Destacó el sexto lugar en Historia del Arte y el 8.º en Lengua y Literatura Castellanas. Peor le iba en Historia de España (16.ª) y en Matemáticas II (16.ª).

En el 2017/18. La comunidad mejoró en tres asignaturas: Historia y las Matemáticas (las de Ciencias y las de Ciencias Sociales) ganando seis puestos en el primer caso, y dos y uno en las otras dos materias, respectivamente.

No son iguales. Historia de España no era obligatoria en selectividad en junio del 2014 (se podía elegir Historia de la Filosofía, y de hecho la mitad del alumnado así lo hacía) y Matemáticas tampoco era obligatoria (los alumnos podían elegir para la fase general alguna de sus asignaturas de opción).

Lengua cooficial. De las siete comunidades con lengua propia (aunque en Navarra el vasco es cooficial en solo unos municipios), Galicia ocupaba la última posición en el 2014 y pasó a la penúltima en el 2018.

otras comunidades

De Murcia a Navarra. Es cierto que en el ránking hay casos inexplicables (Canarias, Extremadura, Murcia o Andalucía) por sus malas notas en PISA. Pero también están mejor que Galicia Navarra, Madrid o Cantabria.

El caso de Castilla y León. Es una comunidad de referencia porque en PISA tiene notas similares a Galicia. Pues en la selectividad está en el puesto 9.º con incrementos de casi un punto desde el 2014 en Lengua, Inglés y Matemáticas de Ciencias Sociales.

Los cambios en Historia funcionaron bien pero en Lengua resultaron muy negativos

El curso pasado hubo cambios en los exámenes de algunas asignaturas, y se han dado dos casos muy diferentes, en Historia y Lengua.

En la prueba de Historia se ofreció el curso pasado un examen de transición que ha dado excelentes resultados en cuanto a las notas de los alumnos. Para adaptarse a la Lomce pero sin cambiar excesivamente el temario de la selectividad (que hasta febrero estuvo en el alero) la CIUG optó por una prueba mixta: preguntas breves (definiciones de términos de la Ilustración a la actualidad); preguntas cortas (una carilla sobre un asunto del siglo XIX o XX); y el tradicional y difícil comentario de texto (del siglo XIX o XX, igual que la pregunta anterior). El resultado, muy bueno: una nota media de 6,29, que son 0,2 puntos más que en el año anterior y un 16% de sobresalientes (la media gallega de la fase general no llega al 7%).

En el otro extremo está el caso de la prueba de Lengua y Literatura Castellanas. El curso pasado se diseñaron cambios, y curiosamente se hicieron para aligerar el examen, muy largo y complicado. Pero el resultado ha sido verdadera y sorprendentemente negativo: un 6,06 de nota media (0,32 puntos menos) y Galicia en la última posición de la selectividad española. Los cambios fueron quitar el vocabulario, hacer más fáciles las preguntas de gramática, reducir a una las dos cuestiones sobre los libros de lectura obligada y eliminar la pregunta test sobre autores y obras.

Por su parte, Matemáticas añadió Estadística en junio del 2017 y el resultado fue muy bueno (6,22 de nota media) pero en la siguiente cita ordinaria la media volvió a caer a 5,58 y dejó a Galicia de cuarta por la cola. En su momento las quejas de los alumnos fueron unánimes: la prueba de junio del 2018 resultó demasiado larga. 

Solo Galicia exige cuatro exámenes de selectividad en un día

Sara Carreira
Examen de selectividad en Vigo el pasado mes de junio
Examen de selectividad en Vigo el pasado mes de junio

En las comunidades con lengua propia se reparten las pruebas en tres jornadas

A Galicia se le da muy mal la selectividad: aprueban menos alumnos que en otras comunidades (9 puntos bajo la media), la nota es más baja (0,38 puntos) y es más difícil llegar al sobresaliente (11 puntos menos). Pero Galicia no tiene mal nivel educativo porque destaca en PISA, que es dos años antes. Tampoco se puede achacar al gallego, porque hay cinco comunidades con lengua propia y tres tienen mejores ratios que la gallega. ¿Qué explica entonces las malas notas? Hay un hecho que se mantiene de forma estructural y que hace del examen gallego de selectividad (ABAU) algo singular: el horario.

Seguir leyendo

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La selectividad en Galicia: cinco puestos perdidos en cuatro años