«El vídeo es una parodia para hacer reír, no pretendemos reivindicar nada»

Los estudiantes de sexto de Medicina no se esperaban la repercusión viral de su «Residente (Malamente)»


pontevedra / la voz

«Yo pensé que ya curaba salidita del aulario. Pero lo que me esperaba resultó ser un calvario...». Así empieza Residente (Malamente), el vídeo que han grabado en Pontevedra un grupo de once alumnos de sexto de Medicina de la USC y que en unos días se ha convertido en viral. Miguel Díaz, codirector del trabajo, y Paula Sobral, cantante y coautora de la música, cuentan cómo surgió la iniciativa y cómo están viviendo la repercusión del vídeo, que ya ha alcanzado las treinta mil visualizaciones. Lo colgaron en YouTube el 28 de marzo. «La idea surgió para la gala de los Óscar que se organiza en la facultad con cada promoción -la de ellos es la 2013/2019-. Había varias subcomisiones y había que decidir qué canción se iba a grabar en cada hospital», explica Paula.

Miguel añade que querían una canción «que lo estuviera petando y que fuera pegadiza» para versionar. Malamente, el éxito de Rosalía, rimaba con residente y enseguida pensaron que esa combinación iba a funcionar. Y eso que Montecelo y el Provincial, los dos hospitales públicos de Pontevedra, no eran inicialmente los lugares elegidos para grabar el vídeo, sino Santiago.

«En Pontevedra somos menos y nos cuesta más encontrar sitios en los que grabar porque no tenemos la universidad aquí. Pero al final le pusimos mucha ilusión y cariño», señala Paula. Ella, que toca el piano y a la que le gusta la música, se ofreció a echar una mano. Miguel reconoce que Rosalía no le gustaba especialmente, pero después de visionar muchas actuaciones y de oírla la cosa cambió: «Me enamoré». El codirector del vídeo también se deja ver en un par de clips.

Rodaron cuatro días de marzo en zonas de los dos hospitales y de la ciudad. Residente (Malamente) se grabó con una tableta y los protagonistas usaron sus batas, fonendos y pulsioxímetros. «Estamos supercontentos con el resultado», pero ambos remachan que no se esperaban tal repercusión. Dejan claro que su intención solo era parodiar el trajín de los residentes, un papel que a ellos les tocará desempeñar, si aprueban el MIR, el próximo año. «Es una parodia para hacer reír y que la gente se lo pase bien. No es una crítica ni pretendíamos reivindicar nada», matiza Miguel. Que nadie vaya por ahí.

Para grabar tuvieron que pedir permiso a su tutor, el médico Ismael Arán, responsable de la comisión de Docencia del Chop. Tanto él como residentes, médicos y compañeros les han dado la enhorabuena por el vídeo. «Pensamos que esta parodia, en la que nos lo hemos pasado genial, iba a tener como mucho unos cientos de visitas, pero no contábamos con esto», apunta Miguel.

Lo que más les costó fue sacar tiempo y hacer coincidir agendas para grabar. El vídeo se montó en dos días y después se incorporó el audio. Miguel y Paula llevan bien el curso. No tienen, dicen, la presión de los exámenes, pero sí la del MIR llamando a la puerta, además del trabajo fin de grado. Iniciaron en septiembre del 2018 sus prácticas y van rotando por los servicios hospitalarios y el centro de salud de A Parda. A Miguel le atraen casi todas las especialidades y a Paula le tira Anestesia, aunque le gustaría poder compaginar la medicina con la música y la ilustración.

Completan el equipo del vídeo los estudiantes Javier, Claudia Aros, Marta Sanmartín, Marta Álvarez, Ricardo Vázquez, Fandi Sánchez, Paula Domínguez, Inés Reboreda y Laura Feijóo.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

«El vídeo es una parodia para hacer reír, no pretendemos reivindicar nada»