«Empecé la carrera pero me di cuenta que no era lo mío»

Diego Iglesias, System32 Informática (Lalín)


Redacción / La Voz

A Diego Iglesias siempre le interesó la informática y además se le daba bien. Por eso tras acabar la secundaria decidió ir a la universidad, a Ourense. Lo hizo sin pensar exactamente qué se iba a encontrar. Esta primera experiencia resultó negativa, dejó los estudios al año y pico, porque le resultaban demasiado ajenos a sus intereses, con un peso excesivo de lo teórico sobre lo que a él le interesaba. Pero como lo suyo eran los ordenadores y en su Lalín natal había FP, decidió dar una segunda oportunidad a los estudios superiores. Y ahí acertó de pleno: «En el ciclo me fue muy bien -reconoce- porque la carrera es muchísimo más exigente, tiene mucha matemática, mucha química... asignaturas que en principio no tienen mucho que ver con lo que quieres. Me di cuenta de que no era lo mío». Una carga teórica que en su momento calificó de «desesperante». El ciclo superior, en cambio, se adaptó a lo que necesitaba y le dio un plus fundamental: las prácticas en un centro de trabajo. Desde ese momento no paró, llegando a estar pluriempleado, y en un momento determinado decidió que era mejor ponerse por su cuenta y así lo hizo. Tras aguantar el tirón de la crisis, ha podido contratar a una exalumna del mismo instituto, el Ramón María Aller, para abrir negocio hacia las empresas. Con el instituto guarda bastante relación, y de hecho cree que fomenta el interés por la informática en la villa.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

«Empecé la carrera pero me di cuenta que no era lo mío»