La tecnología será el «soporte invisible» del aula, centrada en la cooperación y la diversidad

Seis expertos reflexionaron en la Mobile Week Coruña sobre el papel futuro de la educación

Neira, Míguez, Ojea, Vazquez y Morante, durante el debate de la Mobile Week Coruña
Neira, Míguez, Ojea, Vazquez y Morante, durante el debate de la Mobile Week Coruña

«El aula del futuro deberá ser pedagógicamente activa; que fomente el pensamiento crítico; con nuevos espacios físicos, más flexibles; basada en la cooperación entre los alumnos y en el trabajo en red de los profesores; y respaldarse en los valores sociales. La tecnología, que ha de estar presente, será invisible y ningún dispositivo físico debe considerarse permanente». Este fue el resumen que ayer se extrajo de la tertulia El aula del futuro, debate realizado en la sede de Afundación en el marco de la Mobile Week Coruña.

Seis expertos de diferentes ámbitos de la educación participaron en la charla. Fueron Yolanda Neira, maestra de infantil y primaria y experta en computación en la nube; Rubén Míguez, ingeniero exdirectivo de Netex y actualmente líder de producto en Newtral, un medio digital que combate las fake news a través de la inteligencia artificial; Ana Ojea, profesora de bachillerato en Vigo y tutora del colectivo LGTBI en su centro y colaboradora en revistas de educación sobre la diversidad afectivo-sexual; Carlos Vázquez, informático y profesor de secundaria que actualmente es director del área de Solucións Tecnolóxicas de Amtega; y Carmen Fernández Morante, decana de Ciencias de la Educación de Santiago, presidenta de la Conferencia de Decanos de Educación de España y experta en tecnología educativa. El sexto integrante del panel de expertos fue Julio Cabero, profesor de Didáctica en la Universidad de Sevilla que antes del debate dio una conferencia sobre los nuevos espacios de aprendizaje.

Durante dos horas se hizo un repaso a la situación actual y exigencias futuras, con varias ideas destacadas: que es más importante en un centro educativo la conectividad que los dispositivos que tenga; que la revolución que supone Internet es poder compartir la información; que el mayor reto al que se enfrentan hoy (y en el futuro) los docentes es conocer las diferentes posibilidades tecnológicas y usar aquellas que más beneficien a sus alumnos; que la privacidad es una competencia digital fundamental; que la Administración debe acompañar a los profesores en el proceso de adaptación a la tecnología, que puede implicar tres o cuatro años, y que suele generar miedo entre los maestros; y que en el aula los roles han de cambiar, poniendo al alumno en el centro del aprendizaje.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La tecnología será el «soporte invisible» del aula, centrada en la cooperación y la diversidad