Un buen profesor es mejor que una clase pequeña

Un estudio señala a Finlandia, Corea y la República Checa como los países con gastos educativos más eficaces; España está regular, el puesto veintiséis de treinta


Ni ratios más bajas, ni mejores sueldos ni más tecnología. Lo más rentable en educación es tener buenos profesores, según un estudio publicado por GEMS Education Solutions a partir de datos de la OCDE. Acceso exigente, buena preparación, sueldos acordes con su importancia y valoración social permiten contar con los profesionales más adecuados. Todo en un contexto de un presupuesto adecuado (menos del 5% es inaceptable y 5,5% del PIB es lo mínimo ideal) y ratios limitadas. La conclusión de GEMS parece de perogrullo, porque quién no ha disfrutado con una asignatura gracias a un buen profesor, al margen del número de alumnos en clase.

Para este informe, GEMS usó los datos de PISA (secundaria) y TIMSS y PIRLS (primaria) y el informe Panorama de la Educación. Todo de la OCDE y siguiendo parámetros similares, lo que permite equiparar las conclusiones. 

España, poco eficiente

En este estudio de GEMS, realizado Peter Dolton, profesor de Economía de la Universidad de Sussex, se utiliza el término «índice de eficiencia», es decir, qué decisiones ofrece un mejor rendimiento por cada euro gastado. Según este trabajo, Finlandia, Corea y, sorprendentemente, la República Checa, encabezan la lista de 30 países en la que España está en el puesto 26.º. Estos países ocupan, respectivamente, los puestos 5.º, 1.º, 14.º y 21.º (España) en el ránking de notas, lo que indica cierta relación entre gasto adecuado-posición en el ránking, pero nada definitivo. La lista que sale en este estudio se completa en sus diez primeros puestos, a partir del cuarto, de la siguiente manera: Hungría (24.º en las notas de PISA), Japón (2.º), Nueva Zelanda (12.º), Eslovenia (10.º), Australia (9.º), Suecia (23.º) e Islandia (17.º). Entre los puestos décimo y vigésimo, están por orden de índice de eficiencia: Reino Unido (16.º), Francia (15.º), Israel (25.º), Holanda (4.º), Irlanda (11.º), Austria (8.º), Noruega (18.º), Bélgica (6.º), Estados Unidos (22.º) y Chile (28.º). El tercer grupo de diez está formado por: Turquía (27.º), Dinamarca (13.º), Italia (20.º), Portugal (19.º), Alemania (7.º), España (21.º), Grecia (26.º), Suiza (3.º), Indonesia (30.º) y Brasil (29.º). 

Bolton señala que hay dos factores que,a partir de su relación con las notas PISA, justifican estar arriba o abajo en la lista, y son las ratios en el aula y los sueldos de los profesores. Finlandia y Corea, dice el estudio, tienen clases más grandes que la media, mientras que Alemania y Suiza ofrecen los mejores sueldos; en cambio, Indonesia y Brasil, los peores. Está claro, explica el economista que «en promedio, en todos los países, cuanto más dinero haya disponible para gastar en maestros, mejores serán los resultados».

Prioridades

La cuestión es que Bolton va más allá y busca la combinación de factores mejor posible, ya que como el dinero no es infinito se necesita priorizar. «Y ahí Finlandia -recalca Bolton- logra el equilibrio más eficiente entre los salarios de los maestros y el tamaño de las clases para producir resultados educativos». Otra cosa es, matiza el analista, que un país no tenga como objetivo quedar bien en PISA y sí otras cosas, algo que este estudio no contempla, al usar la posición en los ránkings como elemento diferenciador.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Un buen profesor es mejor que una clase pequeña