«El margen de mejora en educación no está en el nuevo maestro sino en recuperar al descreído»

EDUCACIÓN

Juan Vaello, psicopedagogo y experto en motivación y convivencia
Juan Vaello, psicopedagogo y experto en motivación y convivencia CESAR DELGADO

Juan Vaello, profesor, orientador y ahora tutor en la UNED en Alicante, estuvo este fin de semana en A Coruña formando a los directivos de los colegios públicos

07 may 2018 . Actualizado a las 10:43 h.

Juan Vaello Orts, psicopedagogo y tutor en la UNED, estuvo ayer en un taller organizado por la Asociación de Directivos de Colexios Públicos da Coruña hablando de gestión de conflictos.

-¿Cómo gestiona los problemas la escuela?

-Con demasiadas quejas. Creo que hay que evitarlas, porque pierdes las posibilidades de solucionar el problema. Por eso les propongo sustituir «es que...» por «podríamos».

-Eso es difícil en la escuela y en cualquier sitio.

-Es difícil porque no hay costumbre, pero resulta más sencillo si se entrena el hábito de pensar en ello. Hay que identificar el problema y pensar en ello. Pero no los cuatro o cinco de siempre, mientras los demás esperan para criticar la solución que encuentren. No. Cuando todo el mundo se pone a pensar es más fácil que aparezcan soluciones.

-¿Los directivos de escuela en España saben ser líderes?

-Hay de todo. Hay gente implicada, que trabajan el sábado o el domingo por la tarde, y otros que no, que son muy resistentes al cambio.

-¿No cree que en educación también hay también un culto al cambio?

-Hay que ir innovando, pero sí es cierto que debes consolidar los cambios antes de pasar al siguiente. No el cambio por el cambio, porque si una cosa funciona lo mejor es convertirla en rutina, mecanizarla.

-¿Qué consejos le daría a un equipo directivo que se hace cargo de un colegio?

-Hay tres cosas que yo destaco: primero, saber tratar con las personas, es decir, implicar al que no quiere participar, ayudar al que empieza y apoyar al que no puede con todo; segundo, mejorar la convivencia, no solo el rendimiento; y tercero, dirigir equipos, que personas incompatibles o que no se conocen mucho puedan trabajar juntas.

-Gestión de personal, vamos.

-Hay que tener unas ideas clave. No tienes que cambiarlo todo, porque si algo funciona es mejor mantenerlo. También aconsejo mejorar las relaciones con las familias, que son muy importantes en primaria.

-Habla de relaciones. ¿El profesor ha perdido la batalla de la disciplina?

-No me gusta usar términos bélicos en educación, creo que hay que convertir las relaciones antisociales en sociales. Y más que disciplina, yo diría que en un colegio tiene que haber respeto y empatía. La empatía es ganarse a los alumnos poniéndose en su piel y si eso se hace bien, uno tiene influencia, pero eso ya es más difícil. Es bueno trabajar en equipo y que unos se aprovechen de las cualidades de los otros. Y, por supuesto, que no haya diferencias entre clases, que todos trabajen de forma similar, en todas las aulas.